Los riesgos de probarte el bikini: ¿funciona la tira de plástico? ¿Qué bacterias puede trasmitir?

Por lo general, a la hora de comprar un bikini, es difícil elegir la talla, la forma y el tipo que queda mejor sin probárselo previamente. De este modo, mucha gente opta por probarse el bikini sobre la ropa interior antes de comprarlo o, por el contrario, probárselo confiando en que la tira de plástico desechable que viene pegada en la parte de abajo del bikini, hará su función y protegerá de bacterias y otros microorganismos.

Sin embargo, un estudio de Philip Tierno, profesor clínico de microbiología y patología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York y recogido por The Huffington Post, apuntó a la cantidad de microflora y secreciones humanas que se encuentran en las prendas de ropa de las tiendas, donde se las prueba mucha gente diferente.

Aunque todas las prendas tenían algún tipo de bacteria o microorganismo, las prendas más destacadas fueron los trajes de baño y la ropa interior, donde se encontró la mayor cantidad de flora vaginal.

La investigación de Tierno apunta a que la banda de plástico protectora y desechable que viene pegada en el bikini no protege tanto como se cree, por lo que se recomienda probarse el bikini siempre con la ropa interior puesta.

De todos modos, el propio investigador aseguraba que las personas con un fuerte sistema inmunitario pueden combatir esta cantidad de microorganismos presentes en los bikinis, ya que, por entrar en contacto con ellos, no significa que se vaya a producir una infección en todos los casos.

Sin embargo, algunos de los organismos fecales que también se encontraron en los bikinis de las tiendas sí que pueden transmitir enfermedades como, por ejemplo, la hepatitis A. También gérmenes comunes como la salmonella pueden estar presentes en estos bikinis y transmitirse de una a otra persona.