El coste de la mentira

Hace dos meses, una web llamada Biohackinfo.com publicó que la intención de Bill Gates era aprovechar la vacuna del coronavirus para inyectar a la gente un chip espía que detectara sus movimientos y preferencias. Un vídeo en YouTube que incidía en esa idea extraordinaria logró poco después dos millones de visitas, entre ellas la de un antiguo asesor de Donald Trump, Roger Stone, que la propaló por una emisora de radio. El New York Post, un periódico del magnate australiano Rupert Murdoch, se las arregló para dar pábulo a la historia y, según los in…