El caso de Nueva York

Los científicos del Hospital Mount Sinai de Nueva York han trazado un mapa del origen y la propagación del coronavirus desde los brotes iniciales que sufrió la ciudad. Nueva York se convirtió después en el principal foco infeccioso de Estados Unidos, pero el virus, según revela la investigación, le llegó de Europa y de otras partes del país. La precisión genómica del estudio permite extraer conclusiones interesantes sobre la eficacia de las restricciones al vuelo internacional y otras medidas antipandémicas.

Seguir leyendo