¿Qué porcentaje de alcohol deben tener los desinfectantes de manos para que sean efectivos?

Desde un primer momento, el lavado frecuente de manos se ha convertido en una de las principales recomendaciones para evitar los contagios durante esta situación de crisis sanitaria ocasionada por el corornavirus.

De este modo, ha aumentado el uso de los desinfectantes de manos, ya que son una opción muy cómoda y no necesita aclarado. Sin embargo, hay que tener en cuenta la cantidad de alcohol que llevan, ya que eso influye en su eficacia.

Los desinfectantes de manos con base alcohólica son una buena alternativa que sirve para reducir los gérmenes presentes en las manos. Así, según la Organización de Consumidores y Usuarios, para que los diferentes desinfectantes cumplan con garantías de eficacia, el contenido en alcohol de los desinfectantes debe ser superior al 60%.

Así, los desinfectantes de manos deberían indicar en el producto la cantidad de alcohol que llevan, independientemente del tipo que sean. Existen los siguientes tipos:

En este enlace puedes consultar la lista de todos los antisépticos de piel sana autorizados por AEMPS. Además, en este otro enlace se puede leer la lista de todos los antisépticos que han demostrado eficacia viricida (a fecha de 6 de mayo).

Al principio de la crisis sanitaria, muchos productos recomendados para evitar contagios como, por ejemplo, las mascarillas o los geles desinfectantes, se agotaron rápidamente. De este modo, fueron muchas las personas que optaron por elaborarlos de forma casera.

La Organización de Consumidores y Usuarios desaconseja la preparación y uso de desinfectantes caseros, ya que, ahora, la disponibilidad de estos productos es mucho mayor que al principio de la pandemia y la eficacia de los elaborados caseros no está contrastada y pueden acabar dañando la piel.

En primer lugar, los desinfectantes con alcohol se deben usar sobre las manos secas. La cantidad debe ser, únicamente, la necesaria para cubrir la superficie de las dos manos.

Han de frotarse ambas manos, alrededor de todas las zonas (palmas, dorso, entre los dedos..) y realizar esta acción hasta que el producto se seque por completo.

Se aconseja no usar el desinfectante de manos después de lavase las manos con agua y jabón, ya que no es necesario y, además, podría provocar irritación en la piel y provocar dermatitis.

Estos productos que, en su mayoría, llevan un elavado contenido en etanol, son muy inflamables. Por ello, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, ha publicado una serie de recomendaciones para el uso y conservación de los geles desinfectantes:

La OCU tampoco recomienda el uso de otros productos que sirven para lavar las manos, tales como las toallitas húmedas. Este producto, además de ser menos eficaz, tiene un fuerte impacto medioambiental.

En cuanto a los jabones antibacterianos, que incluyen ingredientes para ayudar a combatir las bacterias, no está demostrado que supongan una ventaja respecto a los jabones normales. Además, tanto la COVID-19, como la gripe o el resfriado común, están originados por virus, no por bacterias. De este modo, tampoco se recomienda este producto por parte de la OCU.