Pedro, de 88 años, dado de alta tras más de un mes ingresado por coronavirus

La crisis sanitaria del coronavirus ha marcado y tenido efecto en la totalidad de la población, que ha visto como su vida cambiaba por completo con la declaración del estado de alarma, el confinamiento y todas las medidas que se han aprobado para poder frenar la propagación del virus.

Pero, sin duda, los que más han notado la presencia del coronavirus son las personas contagiadas y sus familiares ya que, a la presencia de enfermedad, hay que sumar la imposibilidad de estar junto a los seres queridos en esos momentos más difíciles.

Sin embargo, la pandemia también ha dejado imágenes que muestran la cara positiva de la adversidad, también en estos momentos, cuando los casos de contagio han disminuido y la pandemia está más controlada en España.

Así, la Policía Nacional ha compartido en su cuenta de Instagram una buena noticia: el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, una de las zonas del territorio español que más se ha visto afectada por la pandemia, ha superado los 2.000 pacientes recuperados de COVID-19.

Así, acompañaban la publicación con un emotivo vídeo donde Pedro, un paciente de 88 años, abandonaba el hospital tras recibir el alta, recuperado ya de la enfermedad causada por el coronavirus.

El paciente salía de la habitación del hospital, rumbo a su casa, entre los aplausos del personal sanitario del Servicio de Neumología del Hospital Gregorio Marañón, donde el hombre de 88 años ha permanecido ingresado durante más de un mes.