¿Tienes dermatitis en las manos? Cómo cuidarlas ante el exceso de jabón y gel desinfectante

Una de las principales recomendaciones de las autoridades sanitarias para evitar la transmisión del SARS-CoV-2 es el lavado frecuente de manos con agua y jabón o, si no es posible, con geles hidroalcohólicos. Esta es la mejor medida de protección, junto con otras como la higiene respiratoria y la distancia física de seguridad, ya que previene las infecciones y la diseminación de gérmenes.

En este sentido, la mejor forma de lavarse las manos es con agua y jabón de 40 a 60 segundos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Si no es posible, y siempre que las manos no estén sucias, se puede utilizar un gel desinfectante a base de 60-95% de alcohol durante, al menos, 20 segundos.

¿Cuándo debemos lavarnos las manos? Antes de comer, a la hora de manipular alimentos, después de ir al baño, después de estornudar o toser, cada vez que estemos en espacios públicos o si estás en contacto con alguna superficie, después de tocar a algún animal, antes y después de tratar a alguna persona enferma, o después de tocar la basura, entre otras situaciones.

Muchas personas habrán visto como han aparecido eccemas en sus manos por el continuo lavado. El hecho es que el uso excesivo de jabones o de geles desinfectantes puede dar lugar a la aparición de afecciones cutáneas en algunas personas, sobre todo en aquellas con la piel seca, sensible o con patologías previas como psoriasis o dermatitis atópica.

En este sentido, «el lavado frecuente de manos puede provocar eccemas irritativos de mayor o menor intensidad: rojeces, picores o incluso grietas en la piel si se realiza con demasiada frecuencia», destacan en el blog del Grupo Pedro Jaén, clínica especializada en dermatología.

Por tanto, la aparición de lo que se conoce como dermatitis de contacto irritativa es una de las consecuencias de la exposición a agentes irritantes. Este tipo de dermatitis es una de las más frecuentes de la aparición de eccemas ya que «constituye el 35% de todas las dermatitis de manos y casi el 60% de los eccemas de manos ocupacionales», destaca la doctora Rosa Taberner, dermatóloga de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), en su blog DermaPixel.

Se trata de una «reacción inespecífica» que puede suceder al exponernos en exceso a «agentes potencialmente irritantes». Aunque puede ocurrir en cualquier persona, «aquellas con alteraciones en la función barrera de su piel son mucho más susceptibles a presentar este problema, en especial aquellas que se lavan las manos frecuentemente» y las que padecen problemas atópicos.

¿Es mejor utilizar jabón de manos o gel hidroalcohólico? ¿Qué es más agresivo para las manos? Respecto a esta cuestión, la doctora Taberner asegura en otro artículo de su blog que no necesariamente el gel desinfectante afecta más a la piel que el jabón convencional. «Lo que si es bastante más agresivo es el alcohol etílico aplicado directamente sobre la piel o las soluciones hidroalcohólicas caseras«, indica.

En cualquier caso, dado que es imprescindible llevar a cabo un lavado de manos frecuente para evitar cualquier riesgo de infección, es conveniente seguir una serie de recomendaciones para el cuidado de la piel y para la prevención de problemas cutáneos. Por ello, Grupo Pedro Jaén destaca los siguientes consejos: