¿En busca de recetas saludables? Apúntate esta de espirales de calabacín

Muchas veces nos desviamos a la hora de comer sano y nutritivo por falta de ideas o por miedo de caer siempre en las mismas costumbres y platos. Pero, para suerte de nuestro paladar, seguir una alimentación saludable no es tan difícil cómo parece si encuentras recetas tan ricas y fáciles de preparar como esta que nos trae Nano Alutiz, dietista y nutricionista.

Estas espirales de calabacín sobre crema de aguacate y piñones son perfectas como comida de verano, ya que la presencia de verduras le da un toque fresco y ligero que evitará que nos sintamos pesados ahora que llega el calor. Además, el aguacate nos aportará las grasas saludables que necesita nuestro cuerpo para funcionar correctamente (además de ese sabor tan inconfundible).

Coge lápiz y papel y apunta la lista de ingredientes para preparar este sencillo plato que hará las delicias de toda la casa (y que tendrás listo en 15 minutos):

Es mucho mejor si todos los ingredientes son frescos y de proximidad. Además, ahora es temporada de calabacín por lo que conseguirás encontrarlos sin problemas y mucho más sabrosos que fuera de su época.

Una vez que tengas todos los ingredientes listos (y, recuerda, la cocina y la encimera bien limpias y con todos los utensilios a mano), ya puedes empezar a cocinar. Por si te surgen dudas durante el proceso, te dejamos aquí el vídeo de la preparación:

El primer paso será cortar el calabacín con la herramienta correspondiente para poder hacer las espirales. En una sartén con unas gotitas de aceite aove lo saltearemos junto al diente de ajo. Cuando esté al dente, lo separamos y lo dejamos reposar hasta servirlo.

Para preparar la crema de aguacate, lo metemos en el recipiente de la batidora junto con el tomate, la cebolla y las hojas de albahaca. Lo batimos todo hasta que quede una mezcla homogénea y suave.

Ya solo nos queda servirlo: en un plato limpio ponemos una base de crema de aguacate (sin pasarnos, para que no se coma todo el sabor o el plato quede muy graso) y encima colocamos las espirales de calabacín, calculando la cantidad que nos apetezca. Para rematar, dejamos caer una cucharada de piñones.

¡Y listo! Ahora solo queda sentarse, coger el tenedor… y disfrutar de esta comida original, sana y perfecta para el verano. ¿Te animas a probarla?