Cómo hacer un repelente para mosquitos casero

El aumento de temperaturas, la llegada del verano y las lluvias en esta época dan lugar a un aumento de la presencia de mosquitos en todas partes. La picadura de estos pequeños insectos, además de resultar molesta, puede provocar picazón y protuberancias en la piel que tienden a desaparecer en pocos días. Esta es la reacción más común.

Sin embargo, aunque la mayoría de especies son inofensivas, las picaduras pueden causar reacciones alérgicas en algunas personas «incluyendo ampollas, urticaria y, en casos raros, anafilaxia», señalan en MedlinePlus. En casos más severos, algunos mosquitos pueden transmitir enfermedades como el dengue, la malaria, el zika, el virus del Nilo Occidental o la chikungunya

Por esta razón, uno de los métodos de protección más eficaces para evitar las picaduras es utilizar repelente, cuya eficacia dependerá del principio activo y de su concentración. Una opción es utilizar repelentes caseros para ahuyentar a estos insectos. ¿Cuál funciona mejor? Desde Mejor con Salud ofrecen varias recetas basadas en productos naturales.

Este es uno de los métodos caseros más recomendados contra los mosquitos. Para su preparación únicamente se necesita un litro de agua, 30 unidades de clavo de olor y champú para bebés, tal y como indican desde Mejor con Salud.

¿Cómo se prepara? En primer lugar, tienes que hacer una infusión con esta especia (popular en la cocina) y el agua. Después, colar la mezcla y añadir al champú. Una vez que la mezcla quede homogénea, hay que aplicarla en la piel.

También se puede preparar un repelente a base de clavo de olor y limón. Puedes exprimir el jugo del limón o cortarlo en pequeñas porciones y añadirlo en un recipiente junto con los clavos. Este se colocará en alguna zona de la habitación como método para ahuyentar a los mosquitos.

Una alternativa casera para evitar la aparición de mosquitos en el hogar es utilizar las hojas de esta planta. Para ello, prepara aproximadamente 250 gramos de hojas de eucalipto y un litro de agua. Pon esta mezcla a hervir durante 45 minutos y, cuando todavía esté caliente, rocía en las zonas húmedas del hogar.

Este remedio casero es más suave que los anteriores y para su preparación necesitarás 100 ml de aceite de almendras, 20 gotas de esencia de geranio y 20 gotas de esencia de albahaca. Una vez que tengas todos los ingredientes, mézclalos bien y cuando estén disueltos aplica el resultado sobre la piel.

La lavanda tiene varios usos, uno de ellos como planta medicinal para conciliar el sueño y aliviar los síntomas de la ansiedad. Además, tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar como calmante natural. Otro de sus usos es para evitar las picaduras de insectos como los mosquitos. Utiliza 100 ml de aceite de lavanda y crema humectante para la piel. Mezcla los ingredientes y aplica en la piel el resultado.

¿Sabes cómo repeler a estos insectos y evitar que entren en casa? Prueba a colocar varias hojas de menta en el interior de la vivienda o en el jardín o una planta de albahaca, ya que los aromas de estas plantas ahuyentan a los mosquitos. El vinagre de manzana también es un remedio natural cuyo olor resulta desagradable para estos insectos. El extracto de citronela, que se puede adquirir en formato spray en algunos establecimientos, también es bastante eficaz.