Consultorio de sexo: «¿Por qué mi esposa no tiene ganas de hacer el amor, me estará engañando? Siempre me dice no»

Ya tienes aquí una nueva entrega del consultorio de sexo que cada semana te trae 20minutos. Para plantear tu pregunta escribe a consultoriosexo@20minutos.es. Estas son las respuestas de esta semana que ha dado nuestro experto, Santiago Frago.

PREGUNTA Mi esposa y yo tenemos el coronavirus. Antes de saber que estaba contagiado tuvimos sexo y se contagió. La pregunta es, ¿podemos dormir juntos y tener relaciones ya que de cualquier manera estamos los dos contagiados?

RESPUESTA DEL EXPERTO Si ya no hay sintomatología, os han dado el alta médica y las pruebas serológicas han detectado anticuerpos, no hay ningún inconveniente en que reanudéis vuestra vida erótica habitual.

Por otro lado, las últimas investigaciones parecen indicar que después de haber superado el Covid-19 ya no se transmite la infección. No obstante, y dado que esta nueva infección se escribe científicamente cada día, os sugiero lo consultéis con el profesional médico de vuestro Centro de Salud.

PREGUNTA ¿Cómo hago para encontrar la vagina sin tener que utilizar los ojos? Tengo problemas de visión y tengo miedo de pasar por semejante vergüenza.

RESPUESTA DEL EXPERTO La pérdida de visión no conlleva la pérdida del sentido del gusto, del tacto, del olfato, del oído, ni la pérdida de complicidad que suele tenerse con una pareja con la que compartes intimidad y afectos.

Los cuerpos pueden acariciarse y descubrirse sin tener que visualizarlos porque el sentido del tacto y la percepción de los cuerpos se conservan. Las manos de tu pareja serán tus manos y sus palabras serán el mejor “navegador”.

PREGUNTA El otro día estaba con muchas ganas sexuales y utilicé mi nuevo juguete, un succionador de clítoris. Me empecé a masturbar y cuando acabé me di cuenta que la cama estaba con una mancha bastante grande, como si hubiera hecho pis mientras me tocaba.

Yo no me di cuenta de nada; mientras me masturbaba solo sentí el mismo placer que con mi anterior juguete, pero cuando vi mi cama así de mojada no sabía qué pensar.

Tengo dudas de si he hecho pis mientras me masturbaba sin darme cuenta o ha sido eyaculación femenina, también conocida como un squirt. Tengo esas dudas porque nunca antes me había pasado esto de mojar tanto. ¿Cómo saber la diferencia?

RESPUESTA DEL EXPERTO El Dr. Ernest Grafemberg fue un ginecólogo alemán (1881-1957) que habló hace más de 80 años de una zona “G” ubicada en la pared anterior de la vagina y que si era estimulada provocaba unas sensaciones especiales e iría asociado a una eyaculación femenina.

En la década de los 80 los médicos Ladas, Whipple y Perry (1982) la describen como una estructura funcional donde se apoyan las glándulas parauretrales o de Skene (próstata femenina) y que serían las responsables de la eyaculación femenina y no tienen nada que ver con la emisión de orina.

Hay algunas mujeres en las que dichas glándulas están activadas y funcionales y en ellas se dan los fenómenos de eyaculación femenina. Probablemente eres una de ellas y no debería preocuparte en absoluto, más allá de las cuestiones logísticas inevitables.

PREGUNTA ¿Por qué mi pareja, mi esposa, no tiene ganas de hacer el amor? ¿Por qué perdió las ganas? ¿Se le ha secado la vagina o me estará engañando? ¿Será la menopausia? ¿Puede quedar embarazada teniendo 38 años, siendo que tiene un retraso menstrual? ¿Qué debo hacer para que tenga deseo? Siempre me dice que no.

RESPUESTA DEL EXPERTO Convendría hacer alguna reflexión y pregunta para poder responderte con cierta certeza. ¿Tu pareja perdió su deseo bruscamente o ha sido un descenso gradual?

Si descartamos que el deseo de tu pareja esté afectado por algún disturbio hormonal, por el efecto secundario de algún fármaco, por algún conflicto de pareja o por alguna preocupación personal, convendría evitar el “juego de las hipotecas”.

Este juego básicamente consiste en la imposibilidad de permitirse, ni siquiera temporalmente, “no tener deseo”. Es decir, se ponen en marcha una serie de obstáculos que anulan la posibilidad de que el deseo se exprese. Te enumero algunas:

1.“Tu mujer desea tener deseo”. Y claro, el deseo y la obligación son incompatibles. No se puede querer tener deseo.

2.“Tu disponibilidad a tiempo completo”, es decir, ella percibe que tú siempre estás disponible y esperando. Esta es otra hipoteca.

3.Sois una pareja relativamente joven. Ello significa que es “socialmente obligatorio” tener relaciones eróticas, especialmente si tenéis buena salud, os queréis y no tenéis hijos.

4.Estar a disgusto con el propio cuerpo, lo que conlleva no querer compartirlo.

5. Conflictos cotidianos familiares y/o de pareja

6. Ansiedad, depresión o miedos.

Mi sugerencia es que si se prolonga la situación y os genera malestar deberíais buscar asesoramiento profesional que os permita esclarecer las causas para poder resolver la dificultad.

Sobre el resto de dudas que planteas te comento: 38 años es una edad muy joven para que se inicie la menopausia y por ello es improbable alguna atrofia vaginal; una aventura fuera de la pareja tampoco parece una explicación sensata si el conjunto de vuestra relación es satisfactorio.

Y en relación a la posibilidad de embarazo te diría que, con 38 años, la posibilidad de fertilidad es una realidad si no se emplean sistemas de anticoncepción.