No todos los grupos sanguíneos son iguales: ¿Cuál es el más común? ¿Cuál es donante universal? ¿Y receptor?

Donar sangre es importante, por eso, cada 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre como agradecimiento a todas personas que contribuyen solidariamente a salvar vidas. Según la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) «el número de donantes en España está ligeramente por encima de la media». Unos 25,41 donantes por cada mil habitantes.

La importancia de donar sangre radica en los diferentes grupos sanguíneos que existen y las compatibilidades e incompatibilidades que hay entre ellos. De hecho, hay personas que solo pueden recibir sangre de un solo grupo sanguíneo, lo que hace que sea necesario que haya más donaciones.

Uno de los grupos sanguíneos más frecuentes es este y e incompatible con el grupo B. Aquellas personas que sean del grupo A positivo (A+) pueden donar a A+ y AB+, y recibir sangre del grupo A y 0 tanto positivo como negativo.

En el caso de que el grupo A sea negativo, la persona puede donar a los grupos A y AB tanto si son positivos como negativos. Pero, en el caso de recibir sangre, solo puede hacerlo de un grupo A y 0 si son negativos.

Las personas que tengan un grupo sanguíneo B positivo (B+) pueden donar a los de su mismo grupo y a los AB+. Pero, solo pueden recibir sangre de un B o un 0 independientemente de que sea positivo o negativo.

En el caso de un B negativo (B-) puede donar a otro B o AB tanto positivo como negativo. Solo pueden recibir sangre de un B o 0 negativo. Comparado con el positivo, hay muy pocas personas del grupo B-, «1 de cada 67 personas» según SP Carter Blood Care.

Este es uno de los grupos sanguíneos considerado receptor universal. Una persona con AB positivo (AB+) solo puede donar a los de su mismo grupo, pero puede recibir sangre de cualquiera de los demás.

En cambio, si el grupo es AB negativo (AB-) también se puede donar solo a las personas con este grupo y solo puede recibir sangre de A, B, AB o 0 siempre y cuando sean negativos.

Las personas de este grupo pueden ser 0 negativo (0-), es decir, pueden donar sangre a cualquier paciente, ya que es compatible con el resto de grupos. Sin embargo, ellas solo pueden recibir sangre de otro donante universal. Por esta razón, se considera un grupo universal y, al mismo tiempo, egoísta.

En el caso de que el grupo sanguíneo sea 0 positivo (0+) podrán donar a los grupos A, B, AB y 0 siempre y cuando sean positivos. Quienes tengan este grupo sanguíneo solo podrán recibir sangre, también, de una persona con O+ o de un donante universal O-.

Saber las compatibilidades de los grupos sanguíneos es importante. Aunque los donantes universales deberían donar más, pues su sangre es valiosa para el resto, conviene que lo hagan todas las personas que puedan independientemente de su grupo sanguíneo. Este gesto puede salvar muchas vidas. De hecho, desde el Centro de Donación de Sangre de Cruz Roja indican que 1 sola donación es capaz de salvar 3 vidas.