Cómo ponerse un tampón con aplicador por primera vez

Aunque la búsqueda de productos alternativos durante la menstruación más ecológicos y económicos como la copa o la braga menstrual se ha incrementado en los últimos años, lo cierto es que los tampones y las compresas siguen siendo los productos de higiene íntima más demandados.

Sin embargo, si es la primera vez que usas un tampón puede que sea un proceso complicado. ¿Cómo se coloca? ¿Cuál es mejor en cada situación? ¿Cómo saber si está bien puesto? Puede que te invadan las preguntas en el momento de utilizarlo. Es un proceso sencillo aunque tengas que intentarlo en varias ocasiones, pero ante todo hay que tener tranquilidad y no entrar en un estado de nervios.

Introducir un tampón no suele doler, aunque al principio pueda ocasionar molestias. Si esto sucede, probablemente no lo hayas colocado bien o no esté lo suficientemente dentro de la vagina y tengas que retirarlo y volver a intentarlo con otro. De hecho, puedes probar varias marcas y modelos para ver cuál es el que mejor se adapta a ti ya que dependerá de si utilizas con aplicador o sin aplicador o del nivel de absorción.