La disfagia orofaríngea, un síntoma frecuente de la Covid-19

El encuentro virtual La disfagia como nuevo síntoma del COVID-19, que ha tenido lugar este lunes día 22 de junio, ha arrojado luz sobre la relación existente entre la disfagia y el coronavirus. En él han participado Pere Clavé, director del hospital Consorci Sanitari del Maresme de Barcelona; Manuel Blanco, director médico de Danone; y Patricia Oliva, directora general de Danone.

El objetivo de este encuentro ha sido informar sobre un estudio que desarrollará Nutricia y que va a ponerse en marcha en el Hospital Sant Jaume i Santa Magdalena de Mataró. Con él se investigará el impacto que la disfagia tiene en los pacientes con covid. Pues, se ha detectado que hasta un 50% de las personas que han tenido que ser hospitalizados tienen disfagia orofaríngea.

La disfagia es un síndrome bastante frecuente que afecta a la calidad de vida y provoca dificultad para tragar. Su prevalencia es mayor con la edad, como indica la Asociación Española de Gastroenterología (AEGASTRO), y el doctor Pere Clavé apunta que hasta el 25% de los ancianos tienen disfagia.

Sin embargo, la disfagia como nuevo síntoma del covid empeora el cuadro de este síntoma. Incluso, personas que no lo sufrían presentan disfagia, por lo que esta dificultad para deglutir aparece, también, en pacientes más jóvenes. Esto es debido a que, como señala el doctor Pere Clavé, el coronavirus ha hecho que las personas afectadas hayan envejecido 10 años de repente.

El doctor Pere Clavé mencionó las 3 etapas del covid. La primera es la que denomina viral, parecida a una gripe, y que evoluciona hasta la segunda, un cuadro respiratorio grave que puede requerir el traslado del paciente a la UCI para ser entubado. Finalmente, la tercera etapa es una respuesta hiperinflamatoria en la que se comienza a perder masa muscular, hasta 1 kilo.

En todas estas 3 etapas hay una gran incidencia de pacientes con este síndrome. Hasta un 50% de las personas ingresadas por covid presentaron disfagia en las situaciones expuestas a continuación:

La disfagia como nuevo síntoma del covid hizo que fuera necesario seguir el plan de Triple Adaptation of the Mediterranean Diet: Design of A Meal Plan for Older People With Oropharyngeal Dysphagia Based on Home Cooking para saber cuándo los pacientes podrían comenzar a beber líquidos o iniciar una dieta blanda. Los suplementos también tuvieron una especial importancia.

Esto ha sido fundamental, ya que hasta un 75% de los pacientes ingresados por covid presentan riesgo nutricional. Tanto Patricia Oliva como Manuel Blanco insistieron en la gravedad que esto tiene, ya que las estadísticas afirman que 1 de cada 4 pacientes hospitalizados sufre desnutrición. Una situación que agrava el coronavirus y que pone en riesgo la salud de los pacientes.

Uno de los síntomas en la fase inicial de los pacientes con covid (focalidades neurológicas) ha sido la pérdida del gusto y del olfato, que ha sido reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El doctor Pere Clavé considera que si se pierde la capacidad para saborear la comida también puede «perderse la capacidad de controlar bien los mecanismos de deglución».

También, la pérdida de masa muscular en la lengua y faringe (sarcopenia) que es frecuente en los ancianos puede agravar la disfagia. Todavía queda mucho que hacer y el estudio que desarrollará Nutricia será muy importante. Así, cuando por fin llegue a término, puede que la disfagia sea reconocida por la OMS como un nuevo síntoma de la enfermedad por covid.