¿Cuánto puede durar una cefalea tensional? Síntomas, causas y tratamiento

Las cefaleas son uno de los dolores de cabeza más comunes entre la población y motivo habitual en las consultas médicas. «Son trastornos primarios dolorosos e incapacitantes como la jaqueca o migraña, la cefalea tensional y la cefalea en brotes. También puede ser causada por muchos otros trastornos, de los cuales el consumo excesivo de analgésicos es el más común», indica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De hecho, según los datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), más del 90% de la población en España ha sufrido alguna vez un episodio de cefalea. En este sentido, la cefalea tensional es uno de los tipos de cefalea primaria más frecuentes entre la población.

Se manifiesta, normalmente, como un dolor o molestia de leve a moderado en la cabeza, en el cuero cabelludo o en el cuello. El dolor puede comenzar en la zona delantera de la cabeza o alrededor de los ojos y la sensación es como si una banda presionara la cabeza.

Los síntomas para saber identificar una cefalea tensional pueden ser, según Mayo Clinic, los siguientes: dolor de cabeza leve, molesto y continuo; sensación de tensión en la frente, laterales o en la parte trasera de la cabeza, y dolor con la palpación en los músculos del cuerpo cabelludo, hombros y cuello.

Cualquier persona a cualquier edad puede padecer cefalea tensional, pero los adultos y adolescentes mayores, así como las mujeres, tienen una mayor predisposición. Aunque no existe una causa concreta para la aparición de la cefalea tensional al ser un proceso multifactorial, estos episodios suelen ocurrir debido a las contracciones musculares del cuello o del cuero cabelludo ante situaciones de estrés o tensión. Otros factores desencadenantes, según MedlinePlus, pueden ser los siguientes:

Por otra parte, desde MedlinePlus indican que cualquier actividad que requiera mantener la cabeza durante un tiempo prolongado sin movimiento puede generar dolor de cabeza como, por ejemplo, el uso del ordenador.

Es importante identificar el tipo de cefalea tensional ya que puede ser episódica o crónica. La mayoría de la población suele padecer cefalea tensional episódica poco frecuente que puede durar de 30 minutos a una semana. Normalmente estos episodios duran pocas horas, pero los dolores de cabeza pueden persistir varios días.

La cefalea tensional episódica frecuente «tiene lugar menos de 15 días al mes en un periodo de tres meses como mínimo. Los dolores de cabeza tensionales episódicos frecuentes pueden volverse crónicos», destacan en Mayo Clinic.

Por otro lado, la cefalea crónica es bastante más incapacitante ya que el dolor se presenta más de 15 días al mes durante un periodo de tres meses. En estos casos el dolor de cabeza suele ser continuo a lo largo del día con distintos periodos de intensidad. Los datos de la SEN reflejan que cerca del 5% de la población sufre este dolor crónico.

Padecer cefaleas recurrentes o crónicas requiere de una atención médica especializada. En muchas ocasiones, para aliviar el dolor tensional no se acude al médico y se consumen analgésicos de venta libre. Esto supone un problema ya que puede generar otro tipo de cefalea por abuso de medicación. De hecho, según los datos de la SEN, entre el 1 y 2& de la población en España sufre este tipo de cefalea.

“Cuando hablamos de cefaleas, ningún paciente es igual a otro y no todos responden de la misma forma a los tratamientos disponibles. Por lo tanto, para poder llegar a controlar la enfermedad es imprescindible acudir a un especialista y darle información precisa sobre el tipo de dolor, dónde se localiza y si se acompaña de otros síntomas”, indica en una nota de prensa, con motivo del Día Nacional de la Cefalea, la doctora Sonia Santos, coordinadora del Grupo de Estudio de Cefaleas de la SEN.

Así, algunas de las pautas de tratamiento pueden incluir medicamentos analgésicos para aliviar el dolor, fármacos para aliviar los dolores si son crónicos o medicamentos preventivos como los anticonvulsivos, relajantes musculares o antidepresivos tricíclicos en el caso de que el dolor no se alivie con analgésicos, tal y como señalan desde Mayo Clinic.

Resulta fundamental como medida de prevención llevar a cabo hábitos saludables como una alimentación equilibrada o la práctica de ejercicio físico de forma regular para tratar de aliviar los síntomas del estrés. Algunas estrategias o técnicas de relajación pueden ayudar a las personas con cefalea tensional.