Las propiedades del pepino: beneficios para tu salud

El pepino es uno de los ingredientes habituales en ensaladas y con la llegada del verano se convierte en un alimento indispensable para preparar un refrescante gazpacho. Se trata de un fruto procedente de una planta herbácea de la familia de las cucurbitáceas y su origen se sitúa en las regiones tropicales del sur de Asia, tal como señala la Fundación Española de la Nutrición (FEN). El pepino es una de las hortalizas más cultivadas para su consumo, especialmente en la dieta mediterránea.

Existen distintas variedades de pepinos que se clasifican según el tamaño, el color de la piel y la forma. La FEN realiza la siguiente clasificación:

La temporada óptima de consumo del pepino es durante el verano y se caracteriza por ser una hortaliza de escaso contenido calórico (13 kcal por cada 100 gramos) compuesta principalmente por agua (96,7%). Esto hace que tenga un potente efecto diurético y que sea ideal para bajar de peso.

En comparación con otras hortalizas y verduras, el pepino tiene un bajo contenido en hidratos de carbono (1,9%) y minerales, siendo el más elevado el potasio. El aporte vitamínico más elevado es el de la vitamina C y contiene menos cantidades de vitaminas del grupo B como la tiamina, niacina o los folatos. Esta compuesto por cierta cantidad de proteínas (0,7%) y cantidades muy reducidas de lípidos (0,2%).

Por otro lado, en la composición nutricional de este alimento «está presente una pequeña proporción de b-sitosterol: esterol que se encuentra de forma natural en el mundo vegetal donde cumple la función de mantener la estructura y el funcionamiento de las membranas celulares», subraya la FEN.

El pepino tiene propiedades que resultan beneficiosas para nuestra salud que, según la Fundación Alimentación Saludable, son las siguientes: