Las propiedades del tomate: beneficios para tu salud

Para preparar ensaladas, salsas, crudo, en tostada o para disfrutar de un refrescante gazpacho o salmorejo con la llegada del verano. El tomate es una de las hortalizas más consumidas en todo el mundo siendo un ingrediente esencial en la gastronomía que, además, aporta múltiples beneficios para la salud al ser fuente de nutrientes.

El tomate es un alimento indispensable para llevar una dieta sana y equilibrada que, aunque se pueda consumir durante todo el año, su época de recolección es principalmente en los meses de verano.

El tomate es bajo en calorías (aproximadamente 22 por cada 100 gramos) y está compuesto principalmente por agua, siendo su macronutriente principal los hidratos de carbono. «Entre las vitaminas cabe destacar el contenido en vitamina A, básicamente en forma de carotenoides provitamina A, y vitamina C», destaca la Fundación Española de la Nutrición.

Este alimento aporta al organismo una gran cantidad de proteínas, fibra, minerales como el potasio, selenio, vitamina E y vitaminas B como el folato. «Entre los carotenoides no provitamina A están los licopenos, cuya cantidad depende de la variedad cultivada, del grado de madurez, del modo de cultivo y forma de maduración», añade la FEN. Los licopenos suministran nutrientes y contienen compuestos bioactivos con efectos antioxidantes.

Gracias a su composición nutricional, «el tomate es la fuente alimentaria más importante de un pigmento rojo (licopeno) que tiene propiedades antioxidantes y puede ser anticancerígeno. Un elevado nivel de licopeno en el plasma se asocia con una menor incidencia de algunos cánceres, en especial el de próstata», destaca la Fundación Alimentación Saludable.

Este carotenoide que no tiene actividad provitamínica A también esta relacionado con un menor riesgo de padecer enfermedades crónicas y cardiovasculares gracias al poder antioxidante. Otros efectos beneficiosos en la salud del consumo de tomate son los siguientes: