Insomnio durante el embarazo: ¿por qué no puedo dormir bien?

Muchas embarazadas presentan dificultades para conciliar el sueño durante el embarazo dando lugar a diferentes trastornos del sueño como el insomnio. ¿Por qué se producen? ¿Qué se puede hacer para evitarlo?

Normalmente, durante el primer trimestre de gestación se produce un exceso de sueño debido a que se incrementan los niveles de progesterona y el metabolismo se encuentra a un nivel alto. «Esto puede causar somnolencia y fatiga durante el día», señalan en Mayo Clinic. Durante los siguientes meses, sobre todo en el último trimestre, se presentan dificultades para dormir y esto es debido a diferentes motivos.

En primer lugar, el desarrollo y el aumento progresivo del tamaño del feto puede hacer que sea complicado encontrar una postura cómoda para poder dormir. Los expertos recomiendan dormir de lado. «Acostarse de lado con las rodillas dobladas probablemente será la posición más cómoda. Esto hace que para su corazón sea más fácil bombear, ya que impide que el bebé ejerza presión sobre la vena principal que lleva la sangre de nuevo al corazón desde sus piernas», subrayan en MedlinePlus.

De hecho, los profesionales sanitarios recomiendan a las embarazadas dormir sobre el lado izquierdo ya que «mejora el flujo de sangre entre el corazón, el feto, el útero y los riñones. Además, quita la presión sobre el hígado», añaden.

Otras situaciones que impiden conciliar el sueño y generan insomnio durante el embarazo son las siguientes:

Durante el embarazo se recomienda llevar a cabo una serie de medidas para evitar o controlar los trastornos del sueño como el insomnio. La actividad física regular y la práctica de técnicas de relajación como el yoga pueden ayudar a conciliar mejor el sueño. ¿Qué consejos hay que tener en cuenta?