La ONU advierte de que pueden surgir nuevas enfermedades que salten de animales a humanos

La Organización de las Naciones Unidas ha advertido este lunes a través de un informe de la probabilidad de que surjan más enfermedades que pasen de los animales a los humanos, como el COVID-19, a medida que los hábitats son devastados por la explotación de la vida silvestre, las prácticas agrícolas insostenibles y el cambio climático.

Estos patógenos, conocidos como enfermedades zoonóticas, también incluyen el Ébola, MERS, VIH / SIDA y el virus del Nilo Occidental y han surgido cada vez más debido al estrés que los humanos han puesto en los hábitats de los animales, según el informe del Programa de Medio Ambiente de la ONU Prevención de la próxima pandemia: enfermedades zoonóticas y cómo romper la cadena de transmisión.

«Hemos intensificado la agricultura, expandido la infraestructura y extraído recursos a expensas de nuestros espacios silvestres», dijo el director ejecutivo del PNUMA, Inger Andersen . «La ciencia es clara en que si seguimos explotando la vida silvestre y destruyendo nuestros ecosistemas, entonces podemos esperar ver un flujo constante de estas enfermedades saltando de animales a humanos en los próximos años».

Según Andersen, el estudio de las enfermedades zoonóticas puede permitir a la sociedad ir un paso por delante y estar prevenidos para no tener que volver a paralizar el mundo como ha ocurrido con el coronavirus.

A través de su informe, la ONU recomienda a los gobiernos que adopten una respuesta coordinada que reúna a expertos en salud pública, veterinaria y ambiental para combatir estos brotes de enfermedades zoonóticas. Rechaza que pandemias como la de la gripe ocurran una vez cada siglo y asegura que serán cada vez más frecuentes «si no restauramos el equilibrio entre el mundo natural y el humano». En esto influye, por ejemplo, el exceso consumo de carne, que ha aumentado en un 260% en los últimos 50 años.

Hay animales más propensos que otros a albergar enfermedades zoonóticas como los roedores, murciélagos, carnívoros y primates no humanos. También el ganado actúa como un puente para la transmisión entre los animales anfitriones y los humanos. Según la ONU, las enfermedades provocadas por estos últimos ya causan alrededor de dos millones de muertes al año en los lugares más pobres.