Cuidado con los geles hidroalcohólicos que compras: han de llevar, al menos, un 70% de alcohol y tener efecto viricida

La mascarilla y el gel hidroalcohólico se han convertido en elementos indispensables en nuestra rutina diaria. Una de las principales recomendaciones de los profesionales sanitarios para reducir el riesgo de contagio y evitar la transmisión de la Covid-19 es el correcto lavado de manos. No obstante, no todos los que se están comercializando presentan protección frente al virus.

Por esta razón, desde el Consejo General de Enfermería (CGE) se muestran «preocupados» porque los ciudadanos están utilizando geles que no sirven y «les dan una falsa sensación de seguridad que puede llegar a exponerlos al Covid-19», ha subrayado el presidente del CGE, Florentino Pérez Raya.

Así, antes de adquirir cualquier producto hidroalcohólico se debe leer el etiquetado y comprobar que contenga la concentración de alcohol adecuada para que sea desinfectante y actúe de forma efectiva frente a microorganismos.

Resulta esencial diferenciar entre los geles higienizantes y los desinfectantes. «Para que un gel sea desinfectante debe tener un porcentaje de alcohol entre el 70% y el 90%», destaca la enfermera del Consejo General de Enfermería, María Enríquez. Además, estos hidrogeles deben tener «efecto viricida» y preferiblemente «que cumplan con la normativa UNE 14476″.

Una concentración de alcohol del 70% es suficiente para eliminar bacterias y virus, mientras que si es superior al 90% se evapora de forma rápida sin que haya tiempo suficiente para que entre en contacto con los microorganismos y los elimine. En cambio, si el porcentaje es inferior al 60% no resultará efectivo.

Cabe recordar que la higiene de manos con este tipo de productos debe realizarse cuando no se disponga de agua y jabón, así como después de tocar cualquier superficie potencialmente contaminada en el transporte público, comercios e incluso dentro del domicilio. Esta acción debe realizarse más frecuentemente en reuniones con amigos y familiares, sobre todo si no son convivientes.

Por otra parte, los expertos también alertan de que se debe tener especial cuidado durante su aplicación y evitar echarlo en zonas sensibles o dañadas de la piel o mucosas. Por otro lado, los geles hidroalcohólicos tienen un alto porcentaje de etanol, por lo que pueden ser inflamables. Así, como medida de seguridad, tienen que estar alejados de focos de calor como llamas abiertas, chispas o cualquier fuente de ignición. Además, hay que evitar fumar inmediatamente después de aplicarlos.

Para una eficaz higiene de manos con hidrogel, esta tiene que durar entre 20 y 30 segundos. El Consejo General de Enfermería ofrece una serie de pautas para su correcta aplicación: