Crecen los apoyos a la petición de un examen independiente de la gestión de la pandemia

“¿Cómo es posible que España se encuentre ahora en esta situación?”, se preguntaban 20 científicos de primer nivel en una carta en The Lancet, publicada el viernes, en la que demandaban una auditoría independiente de la gestión de la pandemia en España, a todos los niveles, central y autonómico. Esa pregunta la hacen suya la gran mayoría de sociedades científico-médicas de España, que representan a más de 100.000 profesionales biosanitarios del país, al apoyar a los firmantes con un comunicado en el que insisten en “la necesidad de una auditoría externa independiente que detecte oportunidades de mejora en la respuesta frente a posibles nuevas pandemias”. La última en sumarse a esta petición ha sido Médicos del Mundo: “Todas las emergencias deben acompañarse de un proceso de lecciones aprendidas”, resume su presidente, José Félix Hoyo.

“El manejo de las epidemias incluye un componente técnico extremadamente complejo y un análisis independiente de los datos y los mecanismos puestos en marcha puede suponer una clara mejora de los resultados”, explica Hoyo para sumarse a los firmantes de The Lancet. Y añade: “No se trata tanto de buscar errores o responsables a ningún nivel político o técnico del pasado, sino de trabajar para que el futuro del control pandémico sea mejor. Controlar las epidemias supone ir muy por delante de ellas, cuando hay menos casos es necesario extremar los esfuerzos y no relajarse, no se trata tanto de paliar las consecuencias si no de que no haya que lamentar nuevos contagios”.

Este domingo también sumaron su apoyo la Asociación Madrileña de Salud Pública y la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas). En una nota, Sespas asegura que “comparte plenamente esta iniciativa profesional, científica y académica, y destaca la importancia de evaluar lo sucedido, no solo ahora, sino de forma sistemática en el ámbito de todas las políticas públicas”. También el domingo, la Asociación Madrileña de Enfermeras mostró su “total apoyo” a la carta y animaron “al Gobierno central y los Gobiernos autonómicos (con especial referencia al de la Comunidad de Madrid, al ser este nuestro ámbito geográfico de actuación) a atender esta petición y evaluar de manera independiente y sin injerencias políticas” las actuaciones realizadas. Anteriormente, había hecho pública su adhesión la Asociación de Economía de la Salud.

Primero se sumaron a la propuesta ocho sociedades médicas “que han estado en primera línea asistencial e investigadora” frente a la covid (como la de medicina interna, la de urgencias y emergencias, la de médicos generales y de familia y la de médicos de atención primaria): “Apoyamos y compartimos la filosofía y espíritu del artículo y la necesidad de una auditoría externa independiente para detectar oportunidades de mejora”.

Este apoyo se amplió a la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme), sumando así un total de 46 sociedades científico-médicas de España, asegurando que “comparte la forma y fondo” de la petición formulada por el grupo de 20 especialistas, y se ofrece a colaborar en la “búsqueda de opciones de mejora”. Ya son, por tanto, más de medio centenar las organizaciones y sociedades que han querido respaldar esta iniciativa en apenas tres días.

Además, ante las numerosas muestras de apoyo individuales recibidas por facultativos e investigadores, el grupo de firmantes de la carta estudia ampliar la recogida de firmas al mundo científico y sanitario, para dar mayor impulso a la iniciativa y visibilizar este respaldo del ámbito médico y académico. El domingo, EL PAÍS publicó un editorial en el que se apoyaba la iniciativa: “El Gobierno y las comunidades autónomas deben dejarse de autobombo y estimular ese análisis crítico. Ya”.

El Ministerio de Sanidad rehusó inicialmente pronunciarse sobre la petición del grupo de científicos o sobre su análisis, que también afectaría a la gestión de las 17 comunidades autónomas, no solo la administración central

El Ministerio de Sanidad rehusó inicialmente pronunciarse sobre la petición del grupo de científicos o sobre su análisis, que señalaba en su carta la falta de preparación de los sistemas de vigilancia epidémica o la reacción tardía por parte de las autoridades centrales y regionales y su falta de coordinación como algunas de las posibles explicaciones. “Alentamos al Gobierno español a considerar esta evaluación como una oportunidad que podría conducir a una mejor preparación ante una pandemia, prevenir muertes prematuras y construir un sistema de salud resistente, con evidencia científica en su núcleo”, rezaba el texto publicado por The Lancet.

Frente al silencio de Sanidad, dos partidos con poder autonómico, como el PP y Ciudadanos, se mostraron a favor de la petición de una evaluación independiente de la gestión de la pandemia en España. Para el portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, es “fundamental” esa investigación imparcial “para esclarecer la gestión del Gobierno”. Maroto obviaba que la carta demanda una auditoría de “las actividades del Gobierno central y de los gobiernos de las 17 comunidades autónomas”, y algunas de las peor paradas en cuanto a cifras de contagios y fallecidos las gobierna su propio partido. Y que, como resaltaba la profesora Helena Legido-Quigley, impulsora de la carta, para el grupo es “muy importante que no se politice el análisis”.

Puedes escribirnos a javier@esmateria.com o seguir a MATERIA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La nueva normalidad por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad