Dolores de espalda, tenéis los días contados: cómo conseguir un corrector de espalda por 10 euros

La vuelta a la rutina no es fácil para nadie. Si bien es cierto que resulta emocionante retomar todos los deberes y placeres del día a día, también lo es que los madrugones, la planificación del menú semanal, las idas y venidas del trabajo al gimnasio y del colegio a casa pueden echar por tierra las ilusiones de empezar nuevo curso. Por no hablar de dolores que muchos acusan después de permanecer, durante la primera semana, más de cinco horas sentados, posiblemente en posturas que dejen bastante que desear, sin seguir las pautas de descansos de los expertos y, en muchas ocasiones, en sillas no ergonómicas que empeoran nuestras dolencias.

Para evitarlo, además de hacer una visita a los especialistas indicados para cada caso, podemos recurrir a ciertos gadgets que puede ayudarnos a reducir los dolores poco a poco al tiempo que enseñan a nuestra espalda a adoptar una postura que no dañe vertebras ni lumbares. ¿Has oído hablar de los correctores de postura y de su funcionalidad durante las horas de oficina?

Estos arneses, ideados para llevar debajo de la ropa y poder usarlos, así, siempre que se necesite, ayudan a mejorar la posición al favorecer la alineación de la columna. Además, potencian el efecto memoria de nuestra espalda que, poco a poco, será capaz de adoptar, por sí misma, la rectitud que hemos ido perdiendo con los años y las horas delante del ordenador. ¿Lo mejor? Este dispositivo no tiene por qué suponer una inversión excesiva, pues hay modelos, como este de menos de 10 euros de Amazon, que es perfecto para descubrir sus bondades y enamorarse de ellas. Eso sí, no tardes mucho en decidirte: este producto pertenece al catálogo flash de la semana especial de descuentos del gigante de las compras y es posible que en pocas horas ya no queden unidades.

Comprar por 9,81 euros

Este artículo, fabricado con tejido transpirable, ayuda a corregir y tratar problemas de postura desde escoliosis hasta dolores cervicales o lumbares, aunque siempre es aconsejable usarlo bajo la supervisión de un profesional médico. El diseño ergonómico de este corrector permite que, poco a poco, vayamos adquiriendo el hábito de tener una postura alineada y recta. Para ello, se sirve de unas correas lateras (elaboradas con neopreno suave para evitar irritaciones) que se ajustan para ejercer una leve presión cuando perdamos la postura correcta y así nos demos cuenta de que no estamos bien colocados.

Su diseño está pensando para poder llevarlo con otras prendas para que su función se realice durante las horas que pasamos sentados sin que nos demos apenas cuenta, por lo que es apto para usar mientras se trabaja. El ajuste del pecho de este corrector es de entre 63 y 106 centímetros. Eso sí, si queremos ver los efectos del corrector, deberemos usarlo de forma continua empezando por media hora al día hasta alcanzar un máximo de dos. De media, y según la descripción de los fabricantes, a los tres meses de usarlo seremos conscientes de cómo nuestra postura se ha corregido sin apenas darnos cuenta.

¿Quieres descubrir las mejores ofertas? Apúntate a nuestra Newsletter.

En 20Minutos buscamos las mejores ofertas de Amazon y otras tiendas. Los precios y disponibilidad pueden variar tras la publicación.