¿Me protege una mascarilla higiénica sin garantía UNE?

Las mascarillas higiénicas son las que están recomendadas para el uso de la población sana general, un producto que se ha hecho fundamental desde el comienzo de la pandemia y, sobre todo, desde que el pasado mes de mayo se implantase el uso obligatorio de la mascarilla.

Esta medida es complementaria al resto de pautas de seguridad, prevención e higiene que han marcado las autoridades sanitarias, por lo que no hay que descuidar el lavado frecuente de manos y hay que mantener la distancia mínima interpersonal siempre que sea posible.

A pesar de que el uso de la mascarilla ya está normalizado entre la población, siguen surgiendo algunas dudas respecto a cuál comprar, cuál es mejor o cuál es la forma correcta de utilizarlas.

Las mascarillas higiénicas no reutilizables siguen la normativa UNE 0064 y las mascarillas higiénicas reutilizables responden a la marca UNE 0065. Esto quiere decir que aquellas mascarillas que muestren este código en su etiquetado cumplen con la normativa y las especificaciones UNE.

Este código indica que se han seguido todas las puntualizaciones y que se cumplen todos los requisitos, sobre todo, en cuanto a los materiales utilizados, el diseño, la confección, el marcado y el uso.

Hay otras mascarillas que no contemplan la normativa UNE en su etiquetado, lo que no quiere decir que no sean eficaces. Por un lado, puede darse la situación de que las mascarillas se hayan sometido a ensayos y no hayan llegado a cumplir los estándares de calidad UNE.

Sin embargo, hay otras mascarillas que simplemente se han sometido a otro tipo de ensayos, en base a otras normas, y que deben indicar en su etiquetado las pruebas a las que se han sometido y los resultados obtenidos en ellas, los cuales pueden ser igualmente buenos, lo que garantiza la eficacia y calidad de las mascarillas a pesar de no seguir las normas UNE.

Por último, puede haber mascarillas que no se han sometido a ningún tipo de ensayo ni verificación de calidad, por lo que en su etiquetado no muestran ningún resultado sobre su eficacia. Así, son estas las mascarillas que hay que evitar, ya que estas no garantizan que cumplan su función de prevenir la propagación del virus.