Alimentos ricos en vitamina D: ¿para qué sirve? ¿Cómo afecta a nuestra salud?

Las vitaminas son sustancias necesarias para el correcto funcionamiento y desarrollo del cuerpo humano. Una de estas vitaminas esenciales es la vitamina D, que se puede encontrar en ciertos alimentos y que tiene un papel importante en el sistema nervioso, muscular e inmunitario, según MedlinePlus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU.

Así, la vitamina D tiene un papel destacado en la mineralización de los huesos, ya que favorece la absorción intestinal de calcio y fósforo y aumenta su reabsorción renal, según el Manual de Nutrición y Dietética de la UCM.

Los músculos también requieren esta vitamina para el movimiento, así como los nervios, que la necesitan para transmitir mensajes entre el cerebro y cada parte del cuerpo. Por otro lado, el sistema inmunitario emplea la vitamina D para combatir los virus y bacterias que lo invaden, tal y como indican desde National Institutes of Health.

De este modo, la deficiencia de vitamina D puede provocar enfermedades de los huesos como, por ejemplo, la osteoporosis o presentar huesos débiles y frágiles. En los niños, esta enfermedad se denomina raquitismo y, en los adultos, osteomalacia.

La vitamina D se obtiene de la dieta, pero también de la síntesis cutánea gracias a la radiación ultravioleta del sol, mediante un precursor que se encuentra en

la piel: el 7-dehidrocolesterol, que es sintetizado en el hígado a partir de colesterol.

Entre los alimentos que contienen vitamina D se encuentran los siguientes: