¿Qué es la ‘Solución Mineral Milagrosa’ o MMS? Efectos secundarios del tóxico utilizado por los negacionistas de la Covid-19

Desde el inicio de la pandemia causada por el coronavirus, son muchos los que han aprovechado para obtener beneficios mediante la venta de productos, medicamentos o terapias que prometen curar la Covid-19. Sin embargo, hay que tener cuidado con estos productos, cuya eficacia no está demostrada.

Además de eso, algunos de los productos, lejos de curar, pueden poner en riesgo la salud. Es el caso de la Solución Mineral Milagrosa (MMS, por sus siglas en inglés), un producto que se vende como remedio a la Covid-19. El Servicio de Información de Toxicológica (SIT) ya ha avisado de su peligro, al igual que la FDA.

La MMS, recomendada por los grupos negacionistas del coronavirus, es en realidad un compuesto tóxico (clorito de sodio al 28%), nocivo para la salud humana. Así, tanto por inhalación como por ingesta o por contacto con la piel y mucosas puede ser altamente irritante, ya que es una sustancia que no está indicada para el consumo humano.

Este producto, que no se vende por el canal farmacéutico, se comercializa a través de internet en páginas como, por ejemplo, www.mmsmineral.com.

El informe elaborado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) señala que este producto no ha sido objeto de evaluación y

autorización previa, por lo que su presencia en el mercado es ilegal.

El mismo informe explica los efectos adversos que tiene este producto cuando se consume en las dosis indicadas por los canales de venta. Así, el clorito de sodio, en las mencionadas dosis, se transforma en ácido cloroso, que se degrada a dióxido de cloro.

Todas estas sustancias tienen una acción oxidante fuerte, y su consumo directo en esas condiciones puede producir los siguientes efectos secundarios:

Desde la FDA estadounidense también advierten de que beber la Solución Mineral Milagrosa u otros productos similares puede causar esos efectos adversos, a los que suma la deshidratación severa. Además, advierte de que el etiquetado de estos productos afirma que el vómito y la diarrea son comunes tras ingerirlo e, incluso, sostienen que estos efectos confirman que el producto está surtiendo efecto, algo completamente falso.

Por último, la Organización Mundial de la Salud recuerda que actualmente no hay ningún medicamento autorizado para tratar o prevenir la Covid-19 y que se ha demostrado que la hidroxicloroquina puedan curar esta enfermedad. De hecho, también advierte de los efectos secundarios que puede provocar, como graves efectos sobre la salud o, incluso, la muerte.