Salud Mental España pide eliminar el tabú, formar profesionales y elaborar un plan nacional para prevenir el suicidio

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año cometen suicidio una media de un millón de personas. Esto supone una muerte cada 40 segundos, lo que nos hace reflexionar en lo grave que es esta problemática. Por eso, este 10 de septiembre tiene lugar el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. Un problema real que no debe sernos indiferente.

Sí es posible prevenir el suicidio, y para ello la ayuda profesional es clave. La OMS explica que tratar la depresión o los problemas psicológicos lo antes posible es una buena forma de prevenir la toma de esta decisión fatal. Además, cada vez más acudir al psicólogo ha dejado de ser un tabú, algo de lo que avergonzarse. Por ello, es fundamental pedir ayuda con prontitud.

El consumo y abuso de sustancias como el alcohol o las drogas también pueden llevar a cometer un acto suicida. Existen muchos métodos de intervención y programas efectivos que pueden ayudar a las personas que se encuentren en esta situación.

Igualmente, la OMS advierte de la importancia de mantener lejos de las personas que tengan riesgo de suicidio las armas de fuego o sustancias tóxicas. No obstante, es fundamental que esto se combine con una intervención psicológica y actividades que puedan contribuir a reducir la tasa de suicidio.

Como afirma la OMS, «a nivel mundial, la prevención del suicidio es una necesidad que no se ha abordado de forma adecuada». Todavía sigue siendo un problema hablar de forma abierta de esto. La pandemia, además, no ayuda. Perder el trabajo, a seres queridos… no hace más que agravar un problema que nunca se ha tratado como se debe.

Es conveniente un enfoque integral y multisectorial para abordar el suicidio de manera eficaz. Desde la Confederación Salud Mental España están concienciados de que el primer paso es eliminar el tabú, formar a los profesionales de salud y elaborar un plan nacional para su prevención.

Además González Zapico, el presidente de la Confederación, expresa que «desde Salud Mental España defendemos y urgimos la elaboración de una estrategia nacional, a largo plazo, que fomente una sociedad más humana, más empática, menos competitiva y materialista, basada en los cuidados y en la educación emocional”. Algo fundamental que podría cambiar los datos de suicidio.

Hoy, en el Día Mundial para la Prevención del Suicidio queremos informar de lo importante que es buscar ayuda. Existen profesionales preparados para esto y en caso de crisis siempre está el Teléfono de la Esperanza totalmente gratuito. Un recurso que puede aportar luz cuando uno piensa que ya no le queda nada. No lo dudes. Si no te encuentras bien, pide ayuda.