Cómo tiene que ser el botiquín básico para una vuelta al cole segura, según los farmacéuticos

La vuelta al colegio, tras seis meses sin acudir a las aulas, se ha iniciado de forma progresiva durante este mes de septiembre en plena segunda ola de la pandemia de coronavirus en España. Así, se han extremado las medidas de prevención y seguridad para evitar que los centros educativos se conviertan en focos de contagio.

En este sentido, el Consejo General de Colegios Farmacéuticos de España ha elaborado una infografía con los elementos básicos que tiene que tener el botiquín de los niños para una vuelta al cole segura.

En primer lugar, hay que seguir las recomendaciones del centro educativo sobre lo que debe llevar el alumnado cuando acuda al mismo. Los profesionales de Farmacia recuerdan los cinco objetos imprescindibles: mascarilla infantil higiénica o quirúrgica (y varias de repuesto); funda para guardarla y evitar que se contamine; gel hidroalcohólico; pañuelos desechables, y una botella de agua.

Por otro lado, «se recomienda disponer de un botiquín de primeros auxilios», tanto en casa como en el colegio. ¿Qué se aconseja incluir? Los profesionales subrayan que se deben añadir al botiquín los medicamentos necesarios debidamente identificados, además del siguiente material sanitario:

Este botiquín tiene que colocarse en un espacio visible, pero fuera del alcance de los más pequeños. Además, «debe situarse en un sitio fresco, seco y preservado de la luz para que no se altere su contenido si existen medicamentos», destacan.