¿Por qué suele subir la fiebre por la noche?

La fiebre es uno de los síntomas que ayuda a detectar fácilmente la presencia de alguna enfermedad. Se trata del aumento de la temperatura corporal, que se da como un mecanismo de defensa del organismo.

Se considera que una persona adulta tiene fiebre cuando su temperatura corporal está por encima de los 37,5 grados. En los niños, si la temperatura corporal se mide en la axila, se considera que tiene fiebre cuando a partir de los 37,2 grados, tal y como indican desde MedlinePlus.

La temperatura corporal puede variar a lo largo del día por diferentes factores como, por ejemplo, el ciclo menstrual, la actividad física o los medicamentos. De hecho, suele ser más alta durante la noche.

Lo primero que hay que tener claro es que no es la fiebre lo que aumenta por la noche. Lo que aumenta es la temperatura corporal, independietemente de que se esté enfermo o no.

Así, si una enfermedad hace que una persona tenga fiebre, esta aumentará durante la tarde-noche, porque sigue el ciclo natural de nuestros procesos biológicos.

Estos procesos biológicos, los conocidos como ritmos circadianos, se repiten de forma regular en nuestro organismo. De este modo, normalmente la temperatura corporal suele ser más baja durante la madrugada, mientras que se registra la temperaturas más altas por la tarde, entre las 17:00 y las 22:00 horas.

Es por esto que si se tiene fiebre, también será durante estas horas cuando más suba, ya que hay que sumar y tener presente este aumento regular de la temperatura corporal.