Consultorio de Psicología: «Lo paso mal, no tengo amigos, no me río, no estoy a gusto con nadie… necesito ayuda»

Ya puedes leer aquí la nueva entrega del consultorio de Psicología con el que 20minutos pretende ayudar a resolver las dudas y dificultades que puedan tener los lectores (con los amigos, la pareja, la familia, en el trabajo…).

Para plantear tu problema escribe un correo electrónico a consultoriopsicologia@20minutos.es. Aquí tienes las respuestas que ha dado a las cuestiones de esta semana nuestra experta, Mª Jesús Álava Reyes.

PREGUNTA Llevo 4 años con mi pareja. Estamos sumidos en una dinámica muy desagradable (también pasamos épocas buenas), en la que me siento muy falta de cariño, le pido que vuelva a ser cariñoso y me dice que le cuesta mucho pues dice sentirse dañado por las discusiones que hemos tenido.

Intento cada día ser mejor y cumplir las cosas que me pide, pero nunca es suficiente.

Cuando se enfada me reprocha y culpa de que he destruido la relación. Me dice que no sé hablar y me interrumpe constantemente, me acusa de iniciar discusiones cuando lo único que le pido es que me hable de buenas formas. Solo acepta su criterio educativo con nuestro hijo. Cuando le planteo mi opinión me llama mentirosa y manipuladora.

RESPUESTA DE LA EXPERTA Una buena relación exige respeto hacia la otra persona, y respeto significa, entre otras cosas, escuchar al otro, valorar las aportaciones que hace, ceder en momentos de tensión, intentar alcanzar acuerdos razonables, nunca insultar ni tratar de imponerse con descalificaciones o manipulaciones…

Respeto significa no buscar culpables, sino volcarse en encontrar soluciones. Tenéis un hijo en común que necesita de lo mejor de vosotros dos. En el libro ‘Amar sin sufrir’ detallo cómo alcanzar esa relación de respeto, cómo lograr acuerdos en la convivencia, cómo superar las crisis…, pero también ahí expongo cómo saber cuando una relación ha llegado a su fin.

Necesitáis ayuda profesional. Si él no quiere, eso no es obstáculo para que tú acudas al psicólogo para que te ayude en la realidad que estás viviendo y trabaje contigo los recursos que necesitas en estos momentos, tanto a nivel de pareja, como de madre.

Recuerda que nadie tiene derecho a humillarte o vejarte.

PREGUNTA He tenido una experiencia muy mala con una persona adicta a los porros, no se dejaba ayudar, le cambiaba la personalidad y se ponía incluso agresiva cuando no tenía (para fumar).

Decidí dejar la relación hace unas semanas y estoy yendo al psicólogo, no me respetaba, llegaba entre semana tarde y se la veía que había fumado algo. Me ha dejado echo polvo.

RESPUESTA DE LA EXPERTA El psicólogo te ayudará a realizar un análisis objetivo y evaluar la relación que teníais. Es muy característico de las personas adictas que reaccionen con conductas agresivas cuando su nivel de adicción es alto. En estos momentos es crucial trabajar tu autoestima, tu confianza y tu seguridad, para que te valores y no te hundas por el sentimiento de fracaso o soledad que puedas experimentar.

La convivencia con personas con adicciones es muy difícil, por no decir imposible; nada es racional, mienten constantemente, no controlan sus emociones, faltan al respeto al otro y toda su vida gira en torno a su adicción.

Pero esas personas, con frecuencia, establecen relaciones de dependencia en la pareja, hasta el punto de conseguir que se sientan mal cuando las dejan y que experimenten fracaso y sufrimiento. En el libro ‘Emociones que hieren’ detallo cómo hacer frente a críticas manipuladoras y cómo coger confianza en nosotros.

PREGUNTA ¿Cómo se puede ayudar al esposo cuando ha desarrollado un trastorno (TOC) según diagnóstico psiquiátrico de la doctora hace tres años y hasta ahora no volvió a consulta y todos los días cose el mismo pantalón y está siempre callado? ¿Cómo invitarlo a que vaya al médico sin que se irrite??

RESPUESTA DE LA EXPERTA En estos casos, lo que hacemos desde la psicología es empezar ayudando a la pareja de la persona que tiene el TOC. Vemos la evolución del trastorno, cuando se presenta, cómo reacciona, cómo influye el TOC en la convivencia, en la relación de la pareja y en la relación con otras personas, cómo afecta al trabajo y al resto de las principales áreas.

Una vez evaluado el caso, proporcionamos habilidades y recursos a la persona con la que estamos trabajando y, en la mayoría de los casos, los resultados son tan evidentes que la persona con TOC asume que necesita ayuda y termina viniendo a consulta. La convivencia con una persona con TOC conlleva un desgaste permanente. No dejes de acudir al especialista, es mucho lo que te puede ayudar.

PREGUNTA Llevo más de 25 años de tratamientos, psicólogos y el resultado es el siguiente. No siento alegría por nada, aunque me esfuerzo, me cuido, como bien, hago yoga… no hay mejoría y muchas veces tengo ganas de tirar la toalla.

Mi tristeza y desinterés por todo me hace sentir frustrada, viendo que tengo 45 años y no he alcanzado ni buen trabajo, una familia, una pareja estable, tengo malas relaciones con los amigos y la familia, se cansan de mis actitudes y cada día me encierro en mí y me cuesta abrirme de nuevo. La película se repite y no veo ninguna salida…

RESPUESTA DE LA EXPERTA Está claro que lo estás intentando, pero tienes una insatisfacción permanente que está condicionando tu día a día. Dices que te sientes frustrada y que nada parece interesarte, pero por la información que facilitas se ve que eres una persona sensible, con deseos de mejorar tu situación actual.

No sé el tratamiento que estás siguiendo, pero en casos como el tuyo resulta crucial trabajar tu bienestar emocional. Probablemente habrá que mejorar tu autoestima, el control de tus emociones negativas (tu autorregulación), tus habilidades sociales… y tu actitud ante la vida.

Hay que conseguir que te sientas muy bien contigo misma, hasta el punto de que ese bienestar sea tu mejor energía para lograr que mejoren las principales áreas de tu vida. Recuerda que la satisfacción o insatisfacción es interna, e internamente tenemos que encontrar las mejores opciones, la mejor versión de ti misma.

PREGUNTA Tengo 25 años y problemas desde pequeño, no tengo un buen recuerdo de mi infancia y peor aún de mi adolescencia. Con 14 años dejé el deporte y los estudios, y básicamente mi vida consistía en fiesta, alcohol, drogas y problemas derivados de todo esto. Vivía una falsa realidad en la que todo parecía felicidad, alegría y diversión, que en realidad era falsedad, conveniencia y vacío.

Con el tiempo he ido encauzando mi camino, volví a estudiar y al final conseguí mudarme de ciudad y así intentar dejar lo malo atrás, pero lo malo no se ha llegado a desprender del todo.

A lo largo de ese camino nunca he dejado de tener problemas, tanto externos como internos. En una etapa he pedido ayuda al médico de cabecera porque no podía más, llegando a pasarse por mi cabeza la idea del suicidio, pero ni me ha ayudado ni ha mostrado interés.

Incluso he tenido la sensación de que se reía en mi cara; simplemente me decía que con mi edad lo que tenía que hacer era trabajar y salir a tomar una copa de vez en cuando, que con mi edad no se podía estar así.

Desde que empecé a fumar cannabis a los 14 años todavía no he conseguido dejarlo, alcohol y otras drogas sí, completamente. Hoy en día estoy totalmente solo, cosa a la que estoy acostumbrado, pero soy consciente de que no es lo normal, aunque lo normal me repugna.

Me aburro muy rápido de todo y todos, creo que hasta de mi mismo, y no consigo tener relaciones sociales normales, básicamente las evito. Vivo al margen de la sociedad, no me identifico. Me falta motivación.

Como mucha gente me he quedado sin trabajo recientemente, y el dinero es algo que me ha obsesionado toda la vida. Y por último, siento que he pasado mil cosas malas, pero estoy dispuesto a pasar mil más, al fin y al cabo esa es mi vida.

Aunque soy la persona más negativa que conozco, en ocasiones de lucidez saco fuerza sin saber cómo ni por qué.

RESPUESTA DE LA EXPERTA Fuerza, coraje, determinación, capacidad de análisis y de reflexión no te faltan, y esa es una gran noticia. Has demostrado que puedes reconducir tu vida, y en líneas generales has conseguido grandes logros pero, como bien dices, te falta aún lo esencial, ese bienestar y ese equilibrio emocional que te permitan sentirte bien contigo mismo y relacionarte sin miedos, disfrutando de las interacciones sociales.

Comentas que te falta motivación, y la principal motivación es interna, esa motivación que encuentras dentro de ti y que es capaz de animarte tras cada fracaso y hacer que te vuelvas a ilusionar en los días más negativos. Igualmente, es importante seguir trabajando tu seguridad y tu confianza en ti mismo.

Más que un tema médico, es un tema psicológico. Diariamente atendemos casos como el tuyo. Un psicólogo experto te ayudaría a sentirte bien contigo mismo, a trabajar tus puntos débiles (tu autocontrol emocional), a potenciar tus habilidades, tus recursos personales, a establecer claramente tus metas y objetivos (dejar de fumar cannabis, subir tu autoestima, trabajar tus habilidades sociales, tu actitud positiva…), y proporcionarte los recursos para que puedas conseguirlos.

En el libro “Lo mejor de tu vida eres tú” describo cómo lograrlo, aunque te vendría muy bien ayuda profesional. Comentas que estás ahora en paro, hay fundaciones desde las que ayudamos a personas que se encuentran en tus circunstancias; si lo deseas, puedes ponerte en contacto con nosotros.

PREGUNTA Lo estoy pasando muy mal, no tengo amigos, no me río, detesto el humor irónico, no estoy agusto con nadie, no puedo hablar con nadie a no ser algo que me interese mucho el tema, más de 10 minutos no estoy ni con mi madre, estoy intentando buscar una solución, ir al neurólogo, no lo sé, estoy desesperado, me va a costar mi salud, mi matrimonio y perder a mi hijo, necesito ayuda.

RESPUESTA DE LA EXPERTA Necesitas ayuda profesional, pues estás en un estado de insatisfacción permanente, donde el sufrimiento es tu principal compañía. Habría que trabajar tu estabilidad emocional, tu actitud ante la vida, tu capacidad de reacción en las dificultades… y, lo más importante, esos pensamientos internos, muchos de ellos irracionales, que tanto condicionan tu ánimo y tus relaciones.

Por la información que das te vendría muy bien trabajar todas estas áreas con un psicólogo experto. En ‘La inutilidad del sufrimiento’ y ‘Las 3 claves de la felicidad’ detallo cómo salir adelante en situaciones como la tuya. Como bien dices, tu salud, tu matrimonio, tu hijo y tú merecéis esa oportunidad.