Los centros de salud madrileños, sin personal y desbordados por el aumento de contagios

Si Fernando Simón ya advirtió hace solo una semana que, a diferencia de la primera ola de coronavirus, donde los hospitales eran los que mayor carga de trabajo tenían, en esta segunda ola era la Atención Primaria la más perjudicada, en pleno ascenso de esa ola el personal sanitario está desbordado, sobre todo en los centros de salud madrileños, donde más está golpeando el coronavirus. Trabajadores de baja o en cuarentena que no se sustituyen sumados al aumento exponencial de consultas y análisis están provocando un verdadero caos.

Algunos de estos centros han querido hacer pública su situación no solo como denuncia sino también para buscar la comprensión de los pacientes, que lo que se encuentran al llegar a su ambulatorio de referencia son largas colas y esperas para ser atendidos incluso con cita previa, si es que la consiguen.

En Vallecas, uno de los distritos con una mayor incidencia con 4.613,02 casos por 100.000 habitantes -en los últimos 14 días la incidencia es la mayor de la región, con 1.240,76 casos por 100.000 habitantes- y un total de 10.834 positivos confirmados de entre los 234.770 habitantes que tiene, uno de sus centros de salud, el de Buenos Aires, cada día comparten un cartel para informar del número de consultas que atienden con el personal disponible. El de este miércoles resaltaba la ausencia de 11 sanitarios, pese a lo cual se atendieron 410 consultas de medicina, 309 de enfermería, 73 de pediatría y otras 20 a domicilio. Además, se realizaron 121 pruebas PCR.

Pero no es el único en esta situación, también el centro de salud de Lavapiés pedía disculpas en otro cartel a las puertas del recinto por las demoras que pudieran sufrir las consultas, ya que solo había tres médicos de los 11 en plantilla con los que cuenta el ambulatorio.

En el de Abrantes, en el distrito de Carabanchel, no están mucho mejor. Después de días cerrados por falta de personal, el centro informa de la ausencia de médicos, lo que obliga a desplazarse a otro ambulatorio más lejano para las consultas necesarias. Carabanchel es el cuarto distrito madrileño con una mayor incidencia en los últimos 14 días, con 884,24 casos por 100.000 habitantes -la incidencia total es de 3.492,7 por 100.000 habitantes y los contagios alcanzan ya los 8.840-.

Fuera de la capital, centros de salud de los municipios del sur han querido mostrar igualmente su situación. El de Alicante, en Fuenlabrada, con 811,05 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, cuenta con nueve médicos de los 16 que debería haber. En el de Castilla la Nueva, en el mismo municipio, faltan otros nueve médicos de los 14 totales con los que cuenta el ambulatorio.

«Estamos a mitad de personal. No nos ponen refuerzos. Gracias por vuestra comprensión. ¡Ánimos!», reza un cartel a las puertas de un centro de salud de Móstoles, similar al que informa el ambulatorio Dolores Soria de Pinto de sus situación: «De 17 médicos y pediatras de plantilla entre los turnos de mañana y tarde, sólo 7 están disponibles, por lo que es previsible la demora de atención en las consultas no urgentes. Disculpen las molestias».