¿A qué edad hay que vacunarse de varicela (VVZ)?

La varicela es una enfermedad infecciosa provocada por el virus de la varicela zoster muy frecuente en la etapa infantil que suele cursar de forma leve, aunque en algunos casos el cuadro clínico es más grave, sobre todo en grupos de riesgo como bebés, personas adultas y aquellas que tienen otras patologías previas que implican que el sistema esté inmunodeprimido.

Uno de los síntomas principales es la erupción en la piel que provoca irritación y picazón, así como fiebre moderada. «La complicación más frecuente es la sobreinfección por bacterias de las lesiones de la piel que, en ocasiones, puede dar lugar a infecciones más profundas y graves», subrayan desde el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Por otra parte, aunque es poco común, se puede producir una «incapacidad temporal para mantener el equilibrio» y «neumonía».

Para evitar esta enfermedad y como herramienta de prevención, la AEP recomienda la vacunación contra el virus de la varicela zoster de todos los niños y niñas desde el año 2000. Los expertos aconsejan iniciar la administración de la primera dosis de esta vacuna a los 15 meses de edad (también se puede a los 12 meses) y una segunda dosis de refuerzo a los 3 o 4 años.

Muchos menores no han recibido esta vacuna al ser de reciente incorporación en el calendario oficial financiado, por lo que se establece un rescate de vacunación entre los 10 y 12 años de edad.

Está incluida en el calendario infantil desde el año 2016 y las autoridades sanitarias aconsejan administrar dos dosis separadas por un intervalo mínimo de cuatro semanas a todos aquellos adolescentes que no hayan sido vacunados y que no hayan pasado la enfermedad.