Qué es el neumotórax espontáneo que a veces produce la covid

Entre los síntomas habituales que produce la covid, fiebre y tos, también está la posibilidad de sufrir un neumotórax espontáneo. Su prevalencia no es muy elevada, de hecho, el estudio Neumomediastino espontáneo en pacientes con COVID-19: una serie de cuatro casos afirma que un «1% de los pacientes pueden desarrollar un neumotórax como complicación».

A pesar de que el porcentaje de pacientes que pueden desarrollar un neumotórax es bajo, ¿qué es realmente? Se trata de que el aire que entra en los pulmones lo hace en el espacio interpleural, es decir, la parte que está entre la pleura visceral y la parietal que rodea los pulmones, tal y como indica la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Cuando aparece el neumotórax espontáneo se produce un colapso pulmonar que puede ser más o menos grave. Los síntomas que suelen alertar de que esto está ocurriendo son la falta de aire y el dolor torácico cuya intensidad puede variar. Esta sintomatología es considerada grave por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por lo tanto, conviene buscar atención médica inmediata.

En todos los casos, y por eso este neumotórax se califica de espontáneo, los síntomas expuestos surgen de repente de una manera brusca. Es muy importante que se acuda a urgencias ante un cuadro así, pues «si no se libera la tensión intrapleural, el estado del paciente se deteriora, y se desarrollan hipotensión y cianosis periférica, que conducen a la muerte». Esto es lo que explica el Servicio de Medicina del Hospital Universitario Arnau de Vilanova.

Desde la SEMI diferencian entre dos tipos de neumotórax espontáneo. El primero es el neumotórax espontáneo primario que surge cuando no hay ningún tipo de enfermedad pulmonar subyacente. Esta es una situación delicada ya que no hay ninguna causa que haya podido provocar el neumotórax.

Cuando es la covid el motivo por el que el neumotórax aparece, se denomina neumotórax espontáneo secundario. En estos casos, hay sintomatología previa como fiebre o tos, síntomas que se asocian a la covid. Por eso, es tan importante el seguimiento de los pacientes que hayan dado positivo en la PCR o que tengan síntomas que puedan alertar de que, tal vez, tengan la covid.

Acudir al médico ante la presencia de dolor torácico agudo y falta de aire de aparición brusca, sumado a una respiración rápida y tos seca persistente es fundamental para iniciar un tratamiento que salve la vida del paciente. Dependiendo de los resultados que se obtengan del examen físico se puede optar por una descompresión inmediata con aguja.

En las circunstancias más graves se recurrirá a la inserción de un tubo torácico. Si el neumotórax afecta a ambos pulmones el tiempo de recuperación será algo más largo. Estas son las dos opciones a las que pueden verse sometidos los pacientes con la covid. De ahí, la importancia de protegerse del contagio.

La atención médica inmediata es importante en los casos de neumotórax por la covid que pueden darse tanto en mayores como en jóvenes. Mantener la distancia de seguridad y utilizar la mascarilla es fundamental para prevenir el contagio por la covid. Pues en cualquier momento, además de la tos, la fiebre y el malestar, puede aparecer un neumotórax que ponga en riesgo la vida.