¿Qué es un pulsioxímetro? Aprende a monitorizar los niveles de oxígeno en sangre

Cada vez son más las personas que se suman a la moda de llevar un smartwatch o una pulsera de actividad. Algunas de estas pulseras traen incorporado un pulsioxímetro para medir los niveles de oxígeno en sangre, una funcionalidad que puede desperta dudas entre los usuarios.

Los pulsioxímetros son aparatos que se utilizan para monitorizar los niveles de oxígeno en sangre. En el ambiente médico, estos aparatos se colocan sobre el dedo y ofrecen resultados sobre la cantidad de sangre oxigenada que los pulmones envían al cuerpo.

Los niveles de oxígeno normales y saludables están entre el 95% y el 100%, ya que un porcentaje inferior puede indicar algún problema respiratorio, tal y como informan desde la Organización de Consumidores y Usuarios.

Existen diferentes tipos de aparatos pulsioxímetros en el mercado. El que llevan incorporados los relojes inteligentes y pulseras de actividad determinan desde la muñeca el porcentaje de saturación de oxígeno en sangre (SpO2).

Para comprobar la fiabilidad de estos pulsioxímetros, la OCU ha hecho una prueba para comparar los resultados de los que traen incorporados los relojes de actividad con las medidas que se obtienen con un dispositivo profesional.

Las mediciones de la prueba se realizaron en un rango de entre el 95 y el 100% de SpO2, ya que los sensores son más eficientes. Así, participaron varios usuarios de entre los 18 y los 55 años de edad en estado de reposo, sin hacer ninguna actividad deportiva.

Estas comprobaciones sacaron en claro que la precisión de los relojes de actividad no es buena, ya que las medidas tomadas en la muñeca no coincidieron con las del pulsioxímetro profesional, aunque la desviación es siempre pequeña y dentro del rango entre el 95 y el 100%.

De este modo, uno de estos pulsioxímetros no deben sustituir a los dispositivos médicos profesionales. Por tanto, tampoco sirven para evaluar síntomas de enfermedades respiratorias ni como herramienta de autodiagnóstico.

Aun así, si el reloj que cuenta con un pulsioxímetro marca como resultado mediciones inferiores al 95%, este dato puede servir como posible alerta para consultar con un profesional.