Por qué deberías incluir en tu rutina un irrigador dental (¡rebajado un 30%) si quieres lucir una sonrisa impecable

Lucir una sonrisa perfecta va mucho más allá de la estética, ya que lograrla requiere de muchos cuidados para evitar la aparición de caries, sarro y mal aliento, entre otras afecciones que afean el resultado. El primer paso para lograrla es mantener una rutina de higiene dental que empiece por el cepillado diario (a poder ser después de cada comida) de dientes. Para ello, podemos optar por un cepillo manual o eléctrico, según las recomendaciones de nuestro dentista y según nuestros gustos. Sin embargo, ya sea porque no cuidamos nuestro instrumento de limpieza o porque no le dedicamos el tiempo suficiente, no logramos dar con el resultado que nos gustaría.

Esto también ocurre, en parte, porque pensamos que, solo con el cepillado (y con una visita eventual al dentista) podemos conseguir una sonrisa perfecta. Sin embargo, nuestra higiene bucodental requiere de otras rutinas de limpieza más completas, como la que nos ofrecen los irrigadores bucales. Estos dispositivos, que permiten llevar a cabo una higiene digna de profesional sin salir de casa, nos ayudan a través de la presión de agua a deshacernos de la placa, los restos de comida y la suciedad más difícil.

Así que, contar con uno de ellos es casa es una gran idea para conseguir una boca sana y limpia, sobre todo si lo consigues como un descuento como el que Amazon tiene hoy en uno de sus irrigadores, el de Youngdo. El gigante del comercio online ha rebajado este dispositivo un 31% para que pueda ser tuyo por menos de 20 euros.

comprar por 19,99 euros

Cabe destacar que, además de proporcionar una limpieza profunda capaz de eliminar los restos de suciedad más adheridos a nuestros dientes y encías, este modelo de Youngdo es ideal para compartir. Y es que, para que dos personas puedan sacar partido a sus múltiples beneficios para nuestra salud bucodental, este irrigador incluye dos cabezales de uso básico (y otros dos para limpiar zonas complicadas, muy recomendables para gente con ortodoncia o implantes).

Para conseguir una rutina de higiene dental ordenada y completa, lo primero que hay que tener en cuenta es que es recomendable lavarse bien la boca después de cada comida e, incluso, de snacks, si son muy altos en azúcar, pues es la mejor forma de evitar grandes cúmulos de suciedad que, luego, puedan obligarnos a invertir mucho más tiempo en la limpieza. Así, lo mejor es empezar por el hilo dental, encargado de limpiar en profundidad la zona interdental y eliminar cualquier resto al que las cerdas del cepillo no puedan acceder. Después, como cabe esperar, es el momento del cepillado (¡que dure más de un minuto!) y, tras él, el del enjuagado con un colutorio específico para las necesidades de nuestra boca.

Ya solo queda echar mano del irrigador y de su potente chorro de agua, que deberemos pasar siempre de atrás hacia delante, asegurándonos de que todas las piezas dentales, desde los laterales hasta la base, han recibido la presión necesaria para que restos de comida, sarro o placa desaparezcan.

¿Quieres descubrir las mejores ofertas? Apúntate a nuestra Newsletter.

En 20Minutos buscamos las mejores ofertas de Amazon y otras tiendas. Los precios y disponibilidad pueden variar tras la publicación.