Pruebas PCR en menos de dos horas

Todas las muestras llegan en unas neveras al laboratorio. Un técnico se encarga de meterlas en una campana donde extrae la prueba recogida. El proceso se realiza con protección extrema y sumo cuidado. Las muestras se introducen en un robot de limpieza para quitarles los materiales y suciedad que puedan contaminar los resultados. Después esta máquina es la que se encarga de buscar el coronavirus y analizarlo. En tan sólo una hora y 40 minutos vemos el resultado.