Qué significa que el resultado de la prueba PCR sea un falso positivo

Buenas noticias para el Real Madrid después de que uno de sus jugadores, Martin Odegaard, haya dado negativo por coronavirus en una segunda prueba PCR. Este martes trascendía la noticia del supuesto positivo del jugador noruego tras someterse a un test después del partido contra la Real Sociedad, lo que hizo saltar las alarmas en el resto del equipo.

Sin embargo, ha resultado ser un falso positivo, ya que «tras los últimos tests de Covid-19 realizados a nuestra primera plantilla de fútbol y su cuerpo técnico, todos los resultados han dado negativo», indica el comunicado emitido por el Real Madrid C.F.

La prueba PCR es la técnica diagnóstica que ofrece un mayor porcentaje de fiabilidad y efectividad a la hora de confirmar casos positivos por SARS-CoV-2. Consiste en tomar una muestra biológica para detectar un fragmento del material genético de un patógeno, que «en el caso del coronavirus es una molécula de ARN», destacaba en la investigadora del área de virología del Centro Nacional de Microbiología del ISCIII, Inmaculada Casas.

Aunque es un método utilizado habitualmente en el ámbito sanitario, presenta cierta complejidad al ser altamente sensible. De hecho, a pesar de ser la técnica de referencia para el diagnóstico de la Covid-19 puede haber falsos positivos y falsos negativos en los resultados.

En el caso de los falsos positivos, pueden aparecer cuando la muestra biológica está mal manipulada. Tal y como explicaba a Maldita Ciencia Alfredo Corell, vocal de la Sociedad Española de Inmunología y catedrático de Inmunología de la Universidad de Valladolid, la causa «más habitual» de los falsos positivos es que la persona que se encarga de manipular la muestra esté infectada por coronavirus y se contamine de forma involuntaria.

También puede suceder en alguno de los pasos del proceso de las muestras como en la toma, recogida, transporte o en el procesamiento en el laboratorio. Por otra parte, otro de los motivos es la posible contaminación cruzada, esto es, que la persona diagnosticada haya padecido una infección por otro coronavirus.