Los sindicatos de sanidad dudan de la eficacia de los confinamientos parciales en Madrid

El próximo confinamiento de ocho nuevas zonas madrileñas ha puesto en pie de guerra a los sindicatos y entidades sanitarias de la ciudad. Para estos profesionales la eficacia del confinamiento parcial de 45 zonas de la región es insuficiente y reclaman «medidas más drásticas» para frenar la pandemia.

Las nuevas medidas «no servirán de nada mientras no se refuerce adecuadamente el sistema sanitario», tal y como indica el sindicato de enfermería SATSE. Al igual que la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública (ADSP) de Madrid, que insiste en que «no se está incrementando el personal en la Atención Primaria, el número de rastreadores, ni las camas hospitalarias». Y es que para ellos, Madrid no debería haber pasado a la Fase 1 «sin reforzar la Primaria, sin rastreadores y sin reforzar hospitales».

CSIT-UP, por su parte, encuentra «la necesidad de confinar todo Madrid», puesto que este tipo de aislamientos «que mezcla en una misma zona un área confinada y otra no confinada son complejos».

Desde UGT han sido más críticos, tildando la actitud del Gobierno regional como «irresponsable y negligente» y acusándolo de estar «jugando peligrosamente con la salud de los ciudadanos» y de solo tener en cuenta el aspecto económico.

La «inefectividad» de los test indiscriminados, sin rastreos, es otro de los juicios señalado por el sindicato de médicos AFEM.

«Es llamativo que haya una tercera planta del hospital de Vallecas que está cerrada y que la Comunidad de Madrid no haya aprobado la petición que le hizo el propio hospital de poner en funcionamiento esa planta», han subrayado los portavoces. Además de insistir en que las zonas básicas de salud (ZBS) «no tienen asignada de una manera independiente un hospital, sino que lo comparten con otras muchas».