Test rápidos de anticuerpos a la venta en Internet: ¿son fiables? ¿Suponen un riesgo para la salud?

La detección precoz de nuevos casos de coronavirus es una de las estrategias principales para frenar la transmisión del virus entre la población y controlar la pandemia. Mucho se ha oído hablar de las pruebas y test para diagnosticar la Covid-19, pero resulta esencial conocer los distintos tipos disponibles y aprender a diferenciarlos.

Por un lado, encontramos las pruebas que son capaces de detectar el patógeno, en este caso el SARS-CoV-2, y comprobar si existe infección activa en el organismo. En esta categoría se encuentra la técnica diagnóstica de referencia RT-PCR y los test de antígenos, recién incluidos por Sanidad para la estrategia de detección y control de la pandemia.

Otro tipo de pruebas son las serológicas, que permiten detectar los anticuerpos en sangre producidos tras haber estado en contacto con el coronavirus. Una de las técnicas principales, ELISA, consiste en realizar una analítica de sangre y comprobar en qué fase se encuentra la enfermedad y si han desarrollado anticuerpos IgM o IgG.

En este sentido, se han popularizo los test rápidos de detección de anticuerpos que se basan en la toma de una muestra de sangre a través de la extracción del dedo del paciente. Los resultados se conocen en 15 minutos y son sencillos de utilizar, aunque presentan una menor sensibilidad y especificidad.

Actualmente, este test se puede obtener incluso en Internet en plataformas como AliExpress. No obstante, ¿es seguro adquirir este producto a través de este canal? ¿Cuáles son los riesgos que puede suponer? «Estamos un poco consternados porque no entendemos por qué una persona puede comprarlos por Internet y no en la farmacia», destaca a 20minutos la farmacéutica adjunta, Julia de la Chica Liñán.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) ha solicitado a Sanidad la autorización para la dispensación o realización de este tipo de pruebas rápidas en las oficinas de farmacia con el objetivo de frenar la transmisión del coronavirus. Además, «esto también ayudaría a llevar un control de la población para comprobar quién tiene anticuerpos y quién no, y ayudar así a los sanitarios y al escrutinio de toda la población», añade.

Se pueden comprar sin ningún tipo de problema en el mercado online pero, ¿sabe el ciudadano lo que está adquiriendo? «Está prohibido adquirir este tipo de test en cualquier canal de distribución. No es solamente que se puedan comprar, sino quién nos los hace, de dónde vienen y qué se hace con esos residuos«, indica a 20minutos el presidente del COFM, Luis J. González Díez.

La farmacia se ha puesto a disposición de las autoridades sanitarias «para que la población cuente con un establecimiento sanitario, bajo la responsabilidad de un profesional sanitario». Por ello, han pedido que puedan vender o realizar test rápidos de anticuerpos «por la situación que estamos atravesando actualmente y porque es mejor hacerlo en una oficina de farmacia que en cualquier sitio como se está haciendo actualmente».

La compra y realización de estas pruebas en casa puede ocasionar todo tipo de problemas y «si no hay un control sanitario, como un médico, enfermero o farmacéutico, no aconsejo a nadie que se haga este tipo de test«, subraya el presidente del COFM.

Así, hay que tener especial cuidado con lo que se está comprando y lo que se está haciendo, ya que una de las cuestiones principales es si se realiza una correcta interpretación del resultado. «También hay otra cosa importante y es que si doy positivo, tal vez no diga nada. Por último, ¿qué hago con ese residuo? ¿Dónde lo tiro?”, añade.

A día de hoy, se están vendiendo a la población general sin ningún tipo de garantía legal o sanitaria, pero la mejor recomendación es acudir a un establecimiento sanitario o a los laboratorios de análisis clínicos de las oficinas de farmacia para que se realice la prueba sin ningún riesgo sanitario, para interpretar correctamente los resultados y para tomar las medidas necesarias si el resultado es positivo.