Enfado de la OMS por cómo se quiere lograr la inmunidad grupal: «Sacrificar mayores es inaceptable»

Buscar la inmunidad grupal, una estrategia que países como Reino Unido o Suecia intentaron en diferentes etapas de la pandemia es un sacrificio «inaceptable», por lo que hay que mantener las medidas preventivas, ha señalado este miércoles el principal responsable de emergencias de la Organización Mundial de la Salud, Mike Ryan.

«Si decidimos que todo el mundo se infecte, vamos a pagar un precio, habrá ‘efectos colaterales’, un término terrible, y yo no acepto personalmente que la gente mayor sea sacrificada de esta forma, no es lo correcto ni lo que representamos como sociedad», ha subrayado Ryan en una sesión de preguntas con internautas.

El experto irlandés ha asegurado que sigue siendo prioritario intentar «que el menor número posible de gente se contagie de esta enfermedad, lo que da más tiempo para tratarla, estudiarla o desarrollar vacunas más seguras».

Ryan ha reconocido que «los grandes confinamientos durante un tiempo largo se han mostrado como la mejor solución, necesaria cuando no se puede hacer otra cosa», pero ha matizado que «hay que buscar un equilibrio» entre detener esta enfermedad y parar la vida económica y social «sin que ello se convierta en una polémica política».

La directora técnica de la OMS para la COVID-19, Maria Van Kerkhove, ha participado en la misma sesión con internautas, transmitida en diversas redes sociales, donde ha recordado las vías de transmisión del coronavirus.

Van Kerkhove ha aclarado que algunas partículas expelidas pueden ser aerosoles, gotas de muy pequeño tamaño, por lo que pueden estar mayor tiempo en el aire y transmitirse a otras personas no solo por vía nasal o bucal, sino también ocular.

Ryan ha resaltado que en muchos casos la transmisión secundaria ocurre en el seno de una misma familia y, ha afirmado que en países como China o Corea del Sur «el éxito en el control ha estado en encontrar sitios donde aislarse en una casa» de sus parientes.

Asimismo, «en Suecia se ha evitado esa transmisión secundaria porque mucha gente vive sola o en familias pequeñas«, mientras que en Italia muchas personas mayores se contagiaron por vivir con sus parientes, «lo cual es una costumbre fantástica, pero en este caso expuso a mucha más gente».