Cómo debe ser el pijama (o camisón) ideal para dormir mejor

¿No sueles tener en cuenta el pijama (o camisón) con el que duermes? Elegirlo bien te puede ayudar a dormir mejor, sobre todo, si notas cómo algunas veces no descansas todo lo bien que te gustaría. Aunque hay muchos factores que influyen, la elección de la ropa para dormir puede ser uno de ellos.

Hay personas que en verano no duermen con pijama ni camisón, sino en ropa interior o desnudas. Esto depende de cada uno, pero si tú eres del «club de los pijamas» conviene que elijas bien el que vas a usar teniendo en cuenta la época del año en la que te encuentres.

En verano opta por pantalones cortos y camisetas de manga corta o de tirantes. Si te gustan los pantalones largos, fíjate en que sean ligeros y finos, que no te metan calor. Para el invierno, no hay nada mejor que las mangas largas y los pantalones largos que estén hechos de un material más grueso.

Este es un consejo fundamental para que el pijama que elijas te permita dormir a gusto. Si tu pijama es holgado, seguro que en más de una ocasión te has sentido incómodo porque se te sube el pantalón dejándote las piernas al aire o se te destapa un hombro lo que hace que te despiertes del frío.

En el otro extremo están los pijamas apretados. Limitan mucho el movimiento y si tienes problemas de circulación puede que sientas un gran malestar. Por lo tanto, debes optar por el que te permita moverte cómodamente y que se ajuste a tus medidas y es que para dormir bien, hay que elegir bien.

Esto dependerá de tus gustos. Si decides usar camisón debes tener en cuenta que puede subírsete en invierno si das muchas vueltas en la cama. Aunque sea largo, esto puede suceder. Eso sí, puede que te sientas con más libertad y a gusto, más cómodo.

Es cierto que el uso de los camisones ha quedado un poco relegado a las personas de mayor edad. Sin embargo, te aconsejamos que al igual que puedes probar diferentes pijamas hasta dar con el adecuado, le des una oportunidad al camisón. Tal vez sea lo que necesitabas para dormir mejor.

Franela, algodón, licra, seda… ¿Cuál es el mejor material para que el pijama o camisón sea cómodo? El algodón es útil tanto en invierno como en verano. Absorbe la humedad, permite que la piel respire y el tejido es muy suave. Una vez te lo pongas tu cuerpo ya sabrá que es hora de irse a dormir.

Sin embargo, si el algodón no te es suficiente en invierno, la franela es otra opción. La textura no es tan suave, pero abriga mucho. Eso sí, si sueles sudar por la noche quizás debas decantarte por los pijamas o camisones de algodón.

Ahora que ya tienes las claves para elegir el pijama o camisón con el que dormir de una forma mucho más cómoda y mejor, no te olvides de la elección del color. Este influye en tu estado de ánimo, por lo que no le restes importancia. Al igual que tienes esto en cuenta con la ropa de salir a la calle, haz lo mismo con la de dormir y disfruta de un descanso mucho más placentero.