La COVID-19 no es menos letal que la gripe, como sostiene Trump

A pesar de lo que sostienen muchos negacionistas y hasta el mismísimo presidente de EEUU, Donald Trump, con sus polémicos mensajes en redes, la gripe no causa más muertes que la COVID-19.

La polémica nacía a partir de un mensaje publicado por Trump mediante sus plataformas personales, que más tarde serían retirados tanto por Twitter como por Facebook. En él, el presidente indicaba que «mucha gente todos los años, a veces más de 100.000 y a pesar de la vacuna, muere por la gripe», insistiendo en que «hemos aprendido a vivir con ella, al igual que estamos aprendiendo a vivir con la COVID, en la mayoría de las poblaciones mucho menos letal».

Sin embargo, expertos en epidemiología confirman haber observado, en estudios realizados durante años, que el impacto de la COVID-19 en mortalidad duplicaba el promedio del de la gripe. Ahora bien, estos advierten de que una comparación válida entre ambas variables es muy cuestionable porque, con los sistemas de medición empleados, la mortalidad por gripe está infravalorada y la de coronavirus realzada.

Lo cierto es que la mortalidad causada por la gripe no es mayor que la provocada por el coronavirus ni en EEUU ni en el mundo, como tampoco lo es en España, según reflejan las estadísticas, y lo mismo ocurre con la tasa de letalidad de ambas enfermedades.

Trump no es el único que minimiza el peligro del coronavirus con esta idea. Son ya muchos los mensajes que han circulado, recientemente, entre los internautas, cargados de contenidos que comparten la tesis de que el número de muertes por COVID-19 es inferior al causado por la gripe. Tanto es así que algunos usuarios del pájaro azul atribuyen a esa enfermedad centenares de miles de fallecidos cada año solo en España y otros hablan de 1,5 millones anuales en el mundo.

Un mensaje totalmente falso que entendidos como el médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, Jesús Castilla, se han preocupado en desmentir. Y es que su equipo, el Grupo de Trabajo de Vacunas de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), lleva varios años evaluando en Navarra el impacto de la gripe en la mortalidad, a partir de tomas de frotis en fallecidos y han comparado esa experiencia con la primera onda pandémica de coronavirus en marzo. ¿Resultado? El impacto de la COVID en la mortalidad «fue aproximadamente el doble» que el observado en las ondas gripales como promedio.

«Visto de otra manera, el impacto de la COVID en mortalidad sería similar al que tendría una onda gripal promedio si no se vacunase a la población contra la gripe», ha subrayado el doctor.

Otro factor que permite comparar los efectos de lambas enfermedades es la tasa de letalidad y, tampoco, este indicador es superior entre los enfermos de gripe. La OMS ha avalado varios estudios que calculan la tasa de letalidad de la COVID-19 en un 0,6 % de los contagios, aunque otras estimaciones indican que es algo mayor y la aproximan al 1 %, pero la de la gripe estacional es del 0,1 %.