Qué tipos de ortodoncia hay y en qué se diferencian

La ortodoncia ha supuesto un antes y un después tanto en la salud como en la estética dental. Sin embargo, no solo los brackets son una forma de corregir los dientes torcidos o un problema en la boca como puede ser el prognatismo. Existen otros tipos de ortodoncia que debes conocer.

Existen diferentes objetivos que determinarán el uso de un tipo de ortodoncia u otro. Desde el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz mencionan la reconducción del desarrollo de los maxilares en la etapa de crecimiento o la corrección de hábitos de masticación que no son los adecuados.

Sin embargo, el mayor uso que se le da a la ortodoncia es corregir los dientes que se han torcido o movido, aquellos que no tienen espacio para salir y se superponen a otros causando dolor y problemas en la boca, etc. Todo esto necesitará de un análisis para elegir bien el tipo de ortodoncia.

El primer tipo de ortodoncia que todos conocemos son los brackets. Se colocan por la parte externa de los dientes y, actualmente, existe la posibilidad de ponerlos «invisibles» para que no se noten tanto. Es una opción económica para corregir la posición de los dientes de una manera eficaz.

El segundo tipo de ortodoncia es la lingual, es decir, son brackets que se colocan por la cara interna de los dientes. Esta opción tiene un precio más elevado y es igual de eficaz que los brackets normales. Es una alternativa más estética y apta para personas adultas que trabajan y que no quieren lucir su ortodoncia.

El tercer tipo de ortodoncia son los aparatos intraorales de quita y pon que se fijan a los molares y que cubren el paladar, lo que provoca que se pronuncie algo mal durante los primeros días de uso. Esta opción está indicada para los niños y puede reconducir el desarrollo de los maxilares durante la etapa de crecimiento.

El cuarto tipo de ortodoncia que se ha puesto muy de moda son las férulas invisibles sin brackets. Están fabricadas con silicona y su precio es más elevado. Esto es debido a que, a medida que el problema se vaya corrigiendo, deberán fabricarse otro tipo de férulas para ir progresando en su resolución.

La respuesta a esta pregunta dependerá de la edad, el problema que tengamos en la boca y el presupuesto con el que contemos. Los brackets externos son los más económicos, pero estéticamente dejan mucho que desear para quienes trabajan de cara al público.

Además, los brackets son inamovibles, mientras que la ortodoncia infantil y las férulas se pueden poner y quitar. Aunque, los dentistas recomiendan que se lleven el máximo tiempo posible para que puedan ser efectivas. Todo dependerá del problema que tengamos y de lo que nos aconseje el dentista.

Pedir consejo al dentista puede aclarar muchas dudas sobre el tipo de ortodoncia que nos puede venir mejor para nuestro caso en particular. Ya no solo a nuestro bolsillo, sino para que el problema por el que hemos acudido a este profesional se pueda resolver en el menor tiempo posible.