No llego al orgasmo pero mi pareja sí, ¿qué puedo hacer?

Una de las principales preocupaciones de una pareja a la hora de mantener relaciones sexuales es la dificultad para sentir el placer deseado y experimentar el orgasmo. Sin embargo, muchas personas no consiguen alcanzar esta experiencia a pesar del esfuerzo.

En el caso de las mujeres, la ausencia de orgasmo o anorgasmia se produce «bajo una estimulación adecuada una fase de excitación normal», por lo que hay deseo sexual, «pero la mujer no consigue llegar al orgasmo», destacan desde el Instituto Madrid de Sexología.

Pero, ¿a qué se debe? En la gran mayoría de los casos, cerca del 95%, la anorgasmia se debe a causas psicológicas o emocionales, por lo que es vital «conocerse a sí misma y saber cómo y qué es lo que más te gusta». Además, «hay muchas mujeres que solo lo alcanzan mediante la estimulación directa en el clítoris», añaden

Cabe destacar que «el placer y el orgasmo no son experiencias sinónimas«, subraya el experto del Consultorio de Sexo de 20minutos, Santiago Frago. Es importante recordar esto «para valorar con exactitud tu malestar y clarificar que no sientes nada o que no llegas a tu expectativa de orgasmo».

Por otra parte, el encuentro sexual de una pareja «va más allá de relaciones eróticas coitales» y «el placer responde al hecho de compartir con tu pareja y dejarse llevar por las sensaciones y por los deseos», añade el experto en sexología.

Por tanto, hay que tener en cuenta todas estas consideraciones porque «esforzarse en llegar al placer es el recurso contrario para llegar a él«. En este sentido, el sexólogo Santiago Frago recomienda acudir a profesionales para valorar la situación particular de cada pareja y su relación erótica.

Una de las principales recomendaciones para superar esta dificultad es el autoconocimiento, esto es, «que te conozcas tanto a nivel físico, como psicológico«, destaca en un artículo la psicóloga y sexóloga, María Martínez. También es importante no tratar de controlar la situación, ya que «en el sexo todo lo que es previsible y desde el control de la mente corta la posibilidad de disfrute».

La comunicación en pareja es esencial para que las relaciones sexuales sean completas, así como «concentrarte en tu propio placer» y conectar con tu sexualidad. «Liberar la mente de pensamientos y juicios y dejarte llevar por las sensaciones, las emociones y el placer de tu sexualidad», añade.