La relajación de medidas en Europa puede provocar cinco veces más muertes por Covid-19 que en abril

La relajación de medidas para contener la transmisión del coronavirus en los países europeos podrían provocar que 2021 comience con una un número de muertes entre cuatro y cinco veces mayor que las registradas en el pasado mes de abril, tal y como ha alertado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así lo ha contado el director regional de esta entidad para Europa, Hans Henri P. Kluge, quien ha recordado que están aumentando el número de casos diarios, la presión hospitalaria y que el Covid-19 ya se ha convertido en la quinta causa principal de muertes, alcanzando ya la cifra de 1.000 fallecidos la día.

Del mismo modo, el dirigente ha comentado que Europa ya ha registrado la mayor incidencia semanal de casos por esta enfermedad desde el inicio de la pandemia, con casi 700.000 casos notificados.

«Los casos confirmados ahora han pasando de 6 a 7 millones en solo 10 días. Durante el fin de semana, se alcanzaron nuevos récord con totales diarios que superaron los 120 000 casos por primera vez, tanto el 9 como el 10 de octubre», ha detallado. Aún así, Kluge ha reconocido que la situación es diferente que la del mes de marzo, ya que se detectan el doble o el triple de casos y hay hasta cinco veces menos muertes. Sin embargo, ha insistido en que el «virus no ha cambiado», ni se ha vuelto «más o menos peligroso».

Y es que, la OMS ha avisado de que aunque «el rebote de la curva epidemiológica es mucho mayor, pero la pendiente es menor y menos fatal por ahora, si bien tiene el potencial de empeorar drásticamente si la enfermedad se propaga de nuevo».

Por ello, ha insistido en la importancia del uso de mascarillas, al menos por el 95 por ciento de la población; junto al distanciamiento social, y controles estrictos en las reuniones sociales, que pueden salvar hasta 281.000 vidas antes del próximo día 1 febrero en los 53 estados miembros de la Región Europea de la OMS. Del mismo modo, Kluge ha rechazado un confinamiento como el de marzo, aconsejando una escalada «gradual y proporcionada» de las medidas restrictivas y con una duración «limitada», quedando así en manos del compromiso individual y social.