Recomendaciones para elegir el mejor secador de pelo según tus necesidades

Digitales, profesionales, iónicos, de viaje… Existen diferentes tipos de secadores para el cabello adecuados a cada circunstancia, por lo que a veces resulta complicado elegir el modelo que realmente necesitas. Por esta razón, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado una guía de compra con las principales indicaciones a tener en cuenta a la hora de adquirir el mejor secador de pelo para lucir un cabello radiante.

¿Qué es lo primero en lo que debemos fijarnos? Muchos modelos incluyen multitud de accesorios, mientras que otros utilizan tecnología de iones o incorporan un motor digital para controlar la temperatura del aire. Este es un aspecto clave que hay que valorar ya que el aire puede dañar el cuero cabelludo y el pelo.

En este sentido, «la temperatura óptima de secado se debe conseguir a una distancia de unos 10 centímetros del cabello«, indica la OCU. Así, los factores más importantes para conseguir un buen secador son la eficacia, la seguridad y el precio.

¿Prefieres un aparato pequeño para poder llevarlo en cada viaje o uno más profesional? Aunque la mayoría de fabricantes utiliza materiales ligeros, «antes de decidirte por un modelo valora su peso».

Además del tamaño, otro dato a tener en cuenta es la potencia eléctrica expresada en vatios. Los secadores de uso doméstico, cuyo tamaño es menor, tienen una potencia que varía de los 1.200 a los 1.600W. En cambio, los modelos más grandes pueden alcanzar los 2.600W. De esta manera, «a mayor potencia, más alto será el consumo eléctrico y también la capacidad de producir aire caliente».

No obstante, la potencia no es el único factor relevante ya que «el diseño del aparato puede conseguir que un secador con menos potencia sea más rápido secando». Lo más recomendable es que el secador cuente con distintos controles para seleccionar los niveles de calor y flujo de aire. Dependiendo del uso, las potencias bajas son suficientes para un secado diario y las altas para peinados más elaborados.

Respecto a los accesorios, uno de los más útiles es el disparo de aire frío. Se encarga de fijar el peinado y enfríar el cabello «para que no retenga mucho tiempo el calor». Por otro lado, la gran mayoría de los secadores que hay actualmente en el mercado incorporan tecnología de iones que eliminan la electricidad estática y dejan el cabello con más suavidad y volumen. Otros accesorios habituales son los siguientes:

El precio dependerá del tipo de secador, de sus prestaciones, accesorios, potencia o materiales utilizados para su fabricación. Por ejemplo, «un secador de entre 2.000 y 2.600W, con concentrador y tres niveles de temperatura incluido aire frio, te costará entre 20 y 50 euros», indica la OCU.

En cambio, si estás buscando un aparato con tecnología de iones y altas prestacioones, el precio puede alcanzar los 100 euros. Existen, además, modelos de más de 300 euros que incorporan control digital de temperatura y accesorios avanzados. Respecto a los secadores de viaje, «puedes encontrar modelos con unas prestaciones interesantes por menos de 17 euros».