Ocho usos del aceite de coco para el cuerpo y el cabello

La naturaleza ofrece muchos de los tratamientos de belleza que se pueden utilizar para las diferentes partes del cuerpo. Es el caso del aceite de coco, con propiedades beneficiosas que se pueden aprovechar, por ejemplo, para la piel y el cabello.

El aceite de coco se extrae de la fruta seca o al natural y en él se pueden encontrar diferentes propiedades, aunque hay que puntualizar que ha de adquirirse aceite de coco virgen extra, ya que en el mercado se pueden encontrar otros productos de aceite de coco que no poseen las mismas características.

Uno de los principales beneficios del aceite de coco es su poder hidratante. Así, se puede utilizar como loción corporal hidratante en todas las partes del cuerpo, otorgando suavidad y evitando la sequedad de la piel.

Por otro lado, combinado con algún ingrediente exfoliante y natural, como la sal, el aceite de coco se puede utilizar para exfoliar la piel. Este preparado ayuda a eliminar la suciedad y las pieles muertas acumuladas, de modo que otorga suavidad y revitaliza la piel.

Siguiendo con la piel, el aceite de coco se puede usar para tratar el acné, ya que posee propiedades antibióticas, evitando su aparición y alejando las infecciones u otros problemas de la piel. Se trata del ácido láurico, que elimina las bacterias que causan este y otros problemas.

Por otro lado, aunque en el mercado se pueden encontrar productos específicos para desmaquillar, también el aceite de coco puede servir para este fin. Así, se puede aplicar con un algodón para eliminar los restos de los productos cosméticos.

Por último, para las personas que tengan normalmente los labios secos y con tendencia a abrirse, pueden usar el aceite de coco como bálsamo labial gracias también a su poder hidratante y regenerador.

Los beneficios del aceite de coco no se limitan a la piel, sino que se usa también como tratamiento para el pelo. Así, se puede utilizar para combatir la sequedad en el cuero cabelludo. Incluso, las personas que tienen el pelo graso, pueden utilizar el aceite de coco para revitalizar las puntas, sin aplicarlo desde la raíz.

Por otro lado, su aplicación favorece el crecimiento del cabello, que se verá fuerte y sano y, además, combate otros problemas como, por ejemplo, el de la caspa.

De hecho, en el mercado se pueden adquirir diversos productos, como mascarillas, champús o sérums que llevan incorporado este ingrediente con el objetivo de nutrir e hidratar en profundidad.

Sin embargo, el aceite de coco virgen se puede aplicar directamente sobre el cabello o, incluso, hacer tus propias mascarillas añadiéndole otros ingredientes. Por ejemplo, Rocío Osorno cuenta en uno de sus vídeos de Instagram que emplea el aceite de coco, mezclado con aceite de almendras dulces, como mascarilla para hidratar las puntas en su rutina capilar.