El ‘Fernando Simón’ alemán advierte de la expansión de la Covid en España y da una clave: llevar un diario de contactos

El virólogo Christian Drosten, el director de La Charité de Berlín y el ‘Fernando Simón‘ de Alemania -bautizado como el Zar del coronavirus, y es que fue uno de los descubridores del SARS de 2003- ha hablado de la situación que atraviesa España en su último podcast, uno de los más descargados en el país germánico durante la pandemia.

En su audio (en alemán) de poco más de una hora, Drosten menciona a España como ejemplo de país donde las UCI ya están «completamente llenas» y apunta una de las causas de esta saturación: escasez de pruebas diagnósticas de Covid.

El científico señala que las UCI llenas se encuentran en zonas geográficas «realmente grandes» y apunta algunas diferencias respecto a la forma de vivir en España y Alemania. Mientras que en Alemania se vive en más hogares unipersonales, eso no pasa tanto en España, lo cual conlleva más contacto entre jóvenes y mayores: «Eso sin duda provocará que la epidemia crezca más rápido allí», asegura sobre España, aunque no descarta que Alemania acabe como España si se relajan las medidas.

El virólogo subraya también que en España no se han llevado a cabo tantas pruebas diagnósticas como en Alemania, lo cual también considera como un factor de descontrol de la pandemia. «Cuando se ha querido reaccionar ya era tarde«, ha lamentado.

Drosten ha mencionado asimismo que las reuniones sociales y familiares son las situaciones de mayor riesgo de contagio actualmente. «La mayor parte de los contagios se están achacando a las reuniones familiares no porque esos números sean abrumadores, sino porque son las únicas situaciones que pueden reconstruirse y seguir la cadena de infección con facilidad», ha explicado.

Por ello, una de sus recomendaciones es realizar un «diario de contactos»: «Todo el mundo debería anotar los contactos con los que ha estado este invierno«, afirma, y se refiere a contacto con los que ha estado en situaciones de riesgo, esto es, en interiores con mucha gente con mascarilla o en interiores sin mascarilla y personas no convivientes.

Con este diario, sostiene, “todas las personas se darían cuenta más claramente de que en su vida cotidiana caen en situaciones de riesgo y las evitarían en el futuro«.

No es la primera vez que Drosten se refiere a esta idea del diario de contactos. Ya en agosto la recogía en un artículo titulado Un plan para el otoño publicado en el diario Zeit. En este texto, recientemente publicado en abierto a todo el mundo, insistía también en la necesidad de «mirar atrás» al ser diagnosticado de Covid, pues los contactos a los que habría que avisar son con los que el contagiado ha estado en los días previos a la aparición de síntomas, que son precisamente el momento de la infección en el que el virus es más contagioso, a pesar de no manifestarse todavía en la persona contagiada.

En otra reciente entrevista, Drosten asegura que «depende de nosotros» atajar la pandemia y habla de guardar cuarentenas antes de reunirse con familiares y de tomar en serio las medidas de seguridad.