El Gobierno propone 2.700 millones de euros más para ciencia en tres años

A la izquierda, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez , conversa con el ministro de Ciencia, Pedro Duque en el Congreso de los Diputados este miércoles.
A la izquierda, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez , conversa con el ministro de Ciencia, Pedro Duque en el Congreso de los Diputados este miércoles.Mariscal / EFE

El Ejecutivo de Pedro Sánchez va a promover un pacto nacional para que España alcance el objetivo europeo de inversión en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i). Para ello el Gobierno propone un aumento de la financiación pública de la ciencia en algo más de 2.700 millones de euros en los próximos tres años. El objetivo final es que España dedique el 3% de su Producto Interior Bruto (PIB) a I+D+i en 2030, el objetivo fijado por la Comisión Europea, según el borrador del Pacto por la ciencia y la Innovación al que ha tenido acceso este diario.

El Ejecutivo ha enviado hoy este pacto a las sociedades científicas, los rectores, la patronal, los sindicatos y hasta 50 organizaciones del sector para conseguir su apoyo. El siguiente paso será planteárselo a las comunidades autónomas y llevarlo también al Congreso de los Diputados para consensuarlo con el resto de partidos dentro de la negociación de los presupuestos generales del Estado.

La estrategia del pacto desarrollado por el Ministerio de Ciencia de Pedro Duque es fijar un compromiso firme de inversión pública en ciencia que involucre tanto al Gobierno central como a las comunidades autónomas, con la esperanza de que el sector privado también aumente su aportación. En la actualidad España dedica el 1,24% de su riqueza (PIB) a I+D+i. La media europea es del 2%. Entre 2010 y 2017, la inversión en ciencia en España cayó un 5,9%, mientras se incrementaba un 27% de media en la UE, un 31% en Alemania y hasta un 99% en China.

El documento se centra en aumentar la inversión pública en I+D+i—Gobierno central y comunidades autónomas— hasta que suponga el 1,25% del PIB en 2030

El documento se centra en aumentar la inversión pública en I+D+i—Gobierno central y comunidades autónomas— hasta que suponga el 1,25% del PIB en 2030. El nivel de inversión pública actual es del 0,52% del PIB. Hay un compromiso intermedio, de forma que en 2024 la inversión pública en I+D+i suponga el 0,75% del PIB a I+D+i.

Para alcanzar este objetivo el Ejecutivo y las comunidades tendrían que aportar unos 2.700 millones de euros adicionales hasta 2024, según fuentes conocedoras del pacto y calculando sobre la base del PIB de 2018. El Ejecutivo central se haría cargo del 55% de los fondos y las autonomías del resto.

En julio de este año el Gobierno de Pedro Sánchez anunció un compromiso dentro del Plan de Choque para la ciencia que comprometía 1.056 millones de euros en ayudas directas al sistema de ciencia e innovación entre 2020 y 2021. El Ejecutivo confía en poder cumplir su parte del actual pacto usando tanto dinero de los presupuestos como fondos del paquete de ayudas de la Unión Europea en el contexto de la pandemia de covid-19.

Además de la financiación, el acuerdo contempla otros dos ejes: la autonomía de las agencias que articulan la inversión pública estatal en I+D+i y dotar a los científicos y tecnólogos de una carrera estable. En el primer apartado el Gobierno propone que “la Agencia Estatal de Investigación (AEI), el Instituto de Salud Carlos III y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) dispongan de los recursos y autonomía necesarios para asegurar que su dirección estratégica y funcionamiento estén basadas en la excelencia científica e innovadora”. El pacto añade que “la distribución competencial, sea cual sea esta, garantice la dirección estratégica común y la óptima coordinación entre estos organismos y con los propios de las Comunidades Autónomas”.

Sobre las carreras científicas, el Ejecutivo propone “que se consolide una carrera pública estable y predecible para el personal investigador y técnico equivalente a las de los países más avanzados”. También fija “que los investigadores cuenten desde el inicio con los medios materiales y administrativos necesarios” y que “se doblen los recursos públicos actuales para la incorporación y formación de personal de I+D+I en las empresas”

.