Investigan la muerte de 25 personas después de ponerse la vacuna de la gripe

Al menos 25 personas han fallecido en Corea del Sur después de haberse vacunado contra la gripe estacional, lo que ha llevado a las autoridades del país asiático a emprender una investigación para esclarecer si existe una relación entre los fallecimientos y el fármaco.

Por el momento, las autoridades surcoreanas han rechazado suspender la campaña de vacunación contra la gripe, a pesar de las peticiones que han recibido al respecto procedentes de distintos sectores, entre los que se encuentra un grupo de médicos, según la agencia Reuters.

Las autoridades sanitarias, que iniciaron una investigación después de que se produjeran las primeras seis muertes, han tomado esta decisión de continuar con la campaña, pues aseguran que no han encontrado ninguna relación entre la vacuna y los decesos.

En este sentido, la Agencia de Control de las Enfermedades y la Prevención de Corea (KDCA, por sus siglas en inglés) ha asegurado que la vacuna no contiene ningún tóxico encubierto y que al menos siete de las nueve personas investigadas sufrían patologías previas.

«El número de muertes ha aumentado, pero nuestros equipos ven una posibilidad baja de que las muertes sean resultado de las vacunas», ha dicho el director de la agencia, Jeong Eun-kyeong

Asimismo, las autoridades han asegurado que están investigando las causas de las muertes, pero que también examinarán detalladamente el proceso entero, en el que varias agencias del Gobierno están involucradas, desde la producción hasta la producción.

Entre los 25 fallecidos, al menos 22 –incluido un joven de 17 años– formaban parte de campaña para vacunar gratuitamente a adolescentes y personas de la tercera edad. En cuanto a la procedencia de los fármacos, diez recibieron productos de SK Bioscience, cinco de Boryung y GC Pharma, uno de Korea Vaccine y cuatro de Sanofi.