Hagan como que no habrá vacuna

No es lo mismo la urgencia que la miopía cortoplacista. Doblegar la propagación del virus es una urgencia. Hacerlo para salvar la campaña de Navidad es miopía cortoplacista. El sector político más sensible a los grupos de presión económicos –también llamado derecha— sueña con una calle Preciados atestada de carne humana con aspiraciones consumistas, pues esperan de ello una temporada comercial que compense la penuria del resto del año. Pero eso no va a ocurrir. Ya hemos cometido ese error una vez, al desescalar de forma precipitada y sin haber reforzado el sistema sanitario con el apetito pues…