Varios científicos piden a los gobiernos que agreguen vitamina D a los alimentos para ayudar a combatir la Covid-19

Varios científicos están pidiendo a los gobiernos que agreguen vitamina D a ciertos alimentos comunes, como pueden ser el pan o la leche, para ayudar a combatir la pandemia de coronavirus.

Según afirman, la vitamina D presenta ciertas propiedades que pueden ayudar a nuestro cuerpo a combatir al virus, en el caso de infectarse. Estas conclusiones han surgido en Reino Unido, donde los profesionales han advertido que hasta la mitad de la población tiene una deficiencia de vitamina D.

El periódico británico ‘The Guardian‘ ha hecho una recopilación de todos los estudios que se han hecho al respecto, destacando el que hicieron unos investigadores españoles que descubrieron que el 82% de los 216 pacientes ingresados con coronavirus tenían niveles bajos de vitamina D; todo ello a pesar de que algunas investigaciones apuntan que no existe ningún tipo de relación entre esta vitamina y cualquier tipo de enfermedad respiratoria.

«En mi opinión, está claro que la vitamina D no solo podría proteger contra la gravedad de la enfermedad, sino que también podría proteger contra la infección», declaró el investigador de física médica, Gareth Davies, al mismo medio. «La fortificación de alimentos necesitaría una planificación cuidadosa para implementarse de manera efectiva, particularmente porque las personas ahora están tomando suplementos», añade Davies.

Hay estaciones del año, como en otoño o invierno, en las que el cuerpo produce menor cantidad de vitamina D; en parte por la disminución de la exposición al sol. Por ello, los expertos recomiendan compensar esa deficiencia con suplementos alimentarios o con el refuerzo de ciertos alimentos ricos en vitamina D, tales como: la leche, los cereales, pescados grasos (como el salmón o el atún), huevos, quesos y yogures, entre otros.

«Las empresas son libres de fortificar los productos alimenticios con vitamina D y ya lo hacen con una serie de alimentos, incluidos muchos cereales para el desayuno», afirma un portavoz Departamento de Salud y Asistencia Social de Reino Unido.