Consultorio de Sexo: «En la cama todo va genial con mi novia pero se niega a besarme, dice que no lo ve necesario»

Ya tienes aquí una nueva entrega del consultorio de sexo que cada semana te trae 20minutos. Para plantear tu pregunta escribe a consultoriosexo@20minutos.es. Estas son las respuestas de esta semana que ha dado nuestro experto, Santiago Frago. Puedes consultar su web aquí.

PREGUNTA Quería consultarle por mi adicción al porno. Mi novia me satisface plenamente en todos los órdenes, pero digamos que no me basta. Estoy continuamente viendo pornografía, me está obsesionando, porque pienso que todo el sexo es así. ¿Cómo puedo desintoxicarme?

RESPUESTA DEL EXPERTO En principio, el consumo de pornografía con el objeto de entretener y vinculado al erotismo individual no tiene por qué asociarse a una insatisfacción sexual de pareja.

En la práctica sexológica es una observación frecuente que lo que muchos consultantes definen como adicción es sencillamente una afición; no obstante, conviene indicar que una asociación repetitiva y continuada entre estímulo y respuesta sexual puede condicionar los inductores del deseo e interferir la respuesta sexual ante una relación erótica potencialmente predecible.

El problema con la pornografía es confundir la ciencia-ficción con la realidad; la pornografía juega con efectos especiales camuflados de realidad: tamaños excesivos, cuerpos concretos, expresiones faciales magnificadas, duración coital, centralismo genital, asimetría relacional, ausencia de besos y miradas, relaciones de poder, cosificación de la mujer…, es decir, la pornografía excluye los sentimientos y la comunicación del encuentro erótico.

Todo ello puede conllevar a un umbral de excitación sexual muy elevado que haga percibir las relaciones eróticas habituales como muy aburridas y predecibles.

Mi sugerencia es que limites la visualización de pornografía, la hay también con cierto tono ético e igualitario, y asumas una cierta regulación personal que evite que interfiera en tu vida cotidiana y en tu relación de pareja.

PREGUNTA El pasado día 26 de octubre hice el amor con mi marido y cuatro o cinco días después tenía que haberme bajado la regla y no ha sido así. ¿Puedo estar embarazada? No lo estamos buscando y sería un palo. Seguiríamos adelante, por supuesto, pero tranquilíceme por favor.

RESPUESTA DEL EXPERTO Aunque el consultorio sexológico da respuesta bastante inmediata, no siempre es posible que se ajuste a las urgentes necesidades del consultante.

La posibilidad de embarazo no depende tanto de días sino de haber tenido relaciones eróticas coitales sin utilizar sistemas de anticoncepción. Si se ha dado ese supuesto, la posibilidad de embarazo siempre existe.

No puedo por ello facilitar tu tranquilidad, quizá comentarte que es un hecho científico y evidente que quedarse embarazada no es fácil por cuestiones de la lógica reproductiva humana.

PREGUNTA He discutido con mi mujer porque le he confesado que a veces me masturbo, además de acostarme con ella, y se ha cogido un enfado tremendo.

Me ha dicho que soy un cerdo, que ella no lo hace, que le basta conmigo y que al revés debería ser igual. ¿Qué hago?, ¿cómo puedo reconducir esto?

RESPUESTA DEL EXPERTO En ocasiones a ciertas personas les cuesta entender que el erotismo individual y el erotismo de pareja no son excluyentes, sino más bien complementarios.

En el ámbito relacional acontecen circunstancias diversas: relación a distancia, logística familiar compleja, asincronía de deseos o pulsiones personales que llevan a querer explorar nuestro erotismo individual sin necesidad de tener que invitar a la pareja a nuestra fiesta privada.

Sería interesante que hablases con tu pareja de esta realidad y dejarle claro que tus “fiestas privadas” no vienen determinadas por alguna carencia erótica relacional por tu parte. Es más, posiblemente el erotismo individual anime más al erotismo compartido.

PREGUNTA Mi novia se niega a besarme. No lo puedo entender. En la cama va todo genial, nos complementamos muy bien y así lo sentimos, pero no me quiere dar besos. Cuando lo hemos hablado, me dice que no lo ve necesario.

Me besa cuando nos vemos tras varios días sin estar juntos y ya está, se acabaron los besos. No lo entiendo; para mí es una parte importante de la sensualidad y de la sexualidad. ¿Puedo hacer algo para que esto cambie? Gracias por adelantado.

RESPUESTA DEL EXPERTO Decía Ingrid Bergman: “Un beso es un truco excitante de la naturaleza para interrumpir la conversación cuando las palabras son innecesarias”.

El beso es un gesto, de significado exclusivo en humanos, a través del cual expresamos de manera natural sentimientos, deseos e intenciones; no obstante, los gustos eróticos en pareja pueden ser compartibles sólo si ambos desean que sea así. Es decir, uno puede desear hacer algo y el otro no, y en este caso el no es lo más beneficioso para la relación.

Hablar con tu pareja, expresar tu deseo de más besos y que ella exprese su vivencia en relación a los besos puede hacerte entender que hay vías de comunicación más allá de un beso.